2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

De acuerdo al connotado jurista Ignacio Burgoa Orihuela, al hablar de Referéndum sostiene que:

Los sistemas donde impera el referéndum suelen llamarse democráticos semi-directos, pues la ciudadanía tiene en ellos una intervención directa de gobierno para emitir su opinión sobre la vigencia de un ordenamiento jurídico elaborado por las asambleas legislativas

En este contexto podemos definir al referéndum como el procedimiento de votación y consulta ciudadana, entorno a la aprobación o rechazo, relativo a la creación, modificación, derogación o abrogación de leyes, que impactan directamente en la vida económica, social, política y cultural de una sociedad.

El artículo 7, fracción XIV, del Código Electoral del Estado de México refiere que el referéndum es: El proceso mediante el cual las ciudadanas y los ciudadanos de la entidad expresan su aprobación o rechazo a las reformas, a las adiciones o a ambas, a la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México o a las leyes que expida la Legislatura.

El sistema legislativo nacional produce numerosas leyes, cuyo objetivo es regular la actividad pública y privada de la ciudadanía; sin embargo, se puede apreciar que existe una sobrerregulación que en muchas ocasiones obstruye y dificulta el desarrollo de actividades empresariales, administrativas, jurídicas y socioculturales, entre otras.

Por lo anterior consideramos que el referéndum es una herramienta del sistema democrático necesaria para que los ciudadanos puedan exigir a través de esta figura, la modificación a las disposiciones jurídicas, cuyo objetivo será emitir normas actuales y acordes a los tiempos que se viven, a efecto de contar con leyes que permitan un adecuado desarrollo social.

El referéndum, como se puede percibir, opera, indudablemente, en la democracia representativa, para ratificar actos consultivos, legislativos, o en el caso de reformas a la Constitución, es la forma en que la ciudadanía puede ejercer su voluntad y así fortalecer los mecanismos de participación ciudadana.

*El autor es  Maestro en Derecho, catedrático universitario y especialista en Derecho Electoral y DDHH.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

EN PLENA CRISIS 44 MUNICIPIOS LOGRAN DISMINUIR SU DEUDA

Siguiente publicación

¿CÓMO VAN LAS PREFERENCIAS ELECTORALES EN CUAUTITLÁN IZCALLI?