2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Mientras la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resuelve el juicio de amparo que interpusieron los universitarios, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca, designó como encargado del despacho de la Contraloría Universitaria a Jorge Rogelio Zenteno Domínguez.

Durante la Sesión del Consejo Universitario, correspondiente al mes de mayo, determinó que para no dejar acéfalo este espacio, luego que Ignacio Padilla Gutiérrez concluyó  el periodo para el cual fue designado, era conveniente nombrar a un encargado del despacho, como lo faculta la Ley y el Estatuto Universitario.

A finales de 2017, la Legislatura local nombró a los contralores del Instituto de Transparencia y de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad, pero no pudo hacer lo mismo con la máxima casa de estudios de la entidad porque se inconformó ante la justicia federal, argumentando que ello vulnera la autonomía universitaria.

Con el nacimiento del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), es la Cámara de Diputados de la entidad la encargada de nombrar a los contralores internos de los órganos autónomos, por considerar que necesitan “vigilantes” externos.

Lo mismo ocurrió a nivel nacional, donde luego de varias controversias se lanzaron las convocatorias respectivas; quienes no permitieron esta medida fueron las universidades estatales, que avaladas por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), interpusieron diversos amparos en diversos puntos del país.

El análisis de estos recursos lleva un año seis meses sin que se resuelvan de fondo. En tanto, la Cámara local tiene parado el proceso para convocar a participar a los aspirantes a este cargo que dejó inconcluso la Legislatura anterior.

El rector explicó al máximo órgano de gobierno de la UAEM que, resultado de las reformas realizadas en 2017 por la 59 Legislatura mexiquense, las cuales se alineaban con las de carácter federal y por las cuales se creó el Sistema Anticorrupción, la UAEM promovió un juicio de amparo que actualmente se encuentra pendiente de resolución en la Corte.

“El fondo de este amparo, promovido por los universitarios, es que el hecho de que el contralor sea nombrado por cualquier autoridad externa es violatorio de la autonomía universitaria, de la cual está dotada la UAEM por mandato constitucional”.

Alfredo Barrera Baca indicó que hasta que se resuelva de forma definitiva el juicio de amparo Zenteno Domínguez será el encargado del despacho de la Contraloría Universitaria para no dejar sin atención los asuntos a su cargo.

LA TRAYECTORIA

De 1998 a 2016, Jorge Rogelio Zenteno Domínguez se desempeñó en la Dirección General de Auditoría a los Recursos Federales Descentralizados, Reasignados y Subsidios de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados y de 2016 a la fecha fue responsable de la atención y seguimiento de auditorías practicadas por órganos fiscalizadores en la Secretaría de Finanzas de la UAEM.

Su formación es como licenciado en Administración de Empresas, pero además es Maestro en Derecho Fiscal, tiene un Diplomado en Prevención, Detección e Investigación de Fraudes por la Asociación Examinadora de Fraudes Certificados Capítulo México y Diplomado en Contabilidad Gubernamental y en la Ley de Disciplina Financiera por la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental.

 

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

LA COORDINACIÓN ENTRE LAS AUTORIDADES ELECTORALES CONTRIBUYE A LA CONSOLIDACIÓN DE LA DEMOCRACIA

Siguiente publicación

VA MORENA POR REEMPLACAMIENTO GRATUITO PARA CONTRIBUYENTES CUMPLIDOS