6
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

REABREN DEBATE DIPUTADOS

La comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI) lleva años en una lucha que no ha podido concretar en el estado de México: el reconocimiento de matrimonios entre personas del mismo sexo en el Código Civil de la entidad, una añeja petición hacia las autoridades y los diputados, que una y otra vez las Legislaturas han dejado congelada.

En el camino, la comunidad LGBTTTI ha encontrado  aliados: algunos legisladores de izquierda que han pugnado por reconocer el derecho a unirse legalmente y a contraer los derechos y obligaciones de todo matrimonio; sin embargo, también han enfrentado resistencias de los sectores más conservadores: la iglesia y actores de algunos partidos políticos de derecha.

Desde hace casi diez años el Partido del Trabajo presentó la primera iniciativa de ley para reconocer esas uniones, a través de la figura de sociedades de convivencia. La propia comunidad LGBTTI ha hecho propuestas, pero ninguna ha tenido eco.

Sin embargo, en el 2015 por primera vez un gobierno presentó la iniciativa de manera formal: el ahora ex gobernador Eruviel Ávila planteó un proyecto en marzo de ese año, pero en la anterior Legislatura el tema no fue analizado; por lo cual los anteriores legisladores retomaron la iniciativa en septiembre de ese año para reconocer la posibilidad de que las personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio.

A la iniciativa del Ejecutivo se sumó la presentada por el ex diputado local del PRD, Javier Salinas, pero con la propuesta adicional de que las personas del mismo sexo pudieran adoptar.

Fue hasta que el ex presidente Enrique Peña anunció a nivel nacional una iniciativa de ley para reconocer legalmente esas uniones que los diputados locales se decidieron a analizar el tema. Hasta la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), promovió foros para socializar el tema entre los jóvenes.

En la anterior Legislatura por primera vez se intentó analizar el tema; no obstante, tan pronto la Iglesia expresó su rechazo y protestó en forma pública, los trabajos legislativos se detuvieron, y con el argumento de que algunos representantes populares del PRI, PAN, morena y PVEM pidieron más tiempo para estudiar la propuesta, volvieron a mandar el documento a la “congeladora”.

Las protestas de la Iglesia frenaron de inmediato la intención de aprobar la reforma al Código Civil en un periodo extraordinario, sin que hasta el momento se haya retomado el tema, a pesar que desde febrero del 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación mandató a la Legislatura ajustar la ley para reconocer esas uniones.

Durante el 2017, el año de la elección a gobernador el tema no fue analizado en las comisiones legislativas y solo lo impulsaron los entonces candidatos del PRD y el PT se mostraron abiertamente a favor.

La comunidad LGBTTI hizo tres planeamientos: aprobar los matrimonios igualitarios por la vía civil, la tipificación de los crímenes de odio y la Ley de Identidad Sexogenérica, pero los tres siguen en la congeladora.

Para el año 2018, también electoral, hubo algunas menciones de candidatos sobre ese tema, y algunas evasivas. Con las coaliciones PAN, PRD y MC y Morena, PT y Encuentro Social el tema apenas fue tocado por los partidos que tradicionalmente lo defendían.

Antes de dejar sus curules, el PRI admitió que los matrimonios igualitarios eran un pendiente en el que no habían avanzado por falta de consensos.

Con la llegada de la nueva Legislatura mexiquense -en septiembre del 2018- dominada por la oposición se abrieron nuevas expectativas sobre ese y otros temas, pero aún no logran concretarse.

El PRD fue el primero que nuevamente propuso legalizar las uniones entre personas del mismo sexo a unos días de haber llegado al cargo y permitir las adopciones.

El 7 de febrero del 2019 las comisiones legislativas se reunieron para analizar el tema, pero la mayoría de los legisladores de Morena pidieron consultar a especialistas, académicos y a todos los interesados en la iniciativa. Algunos plantearon aprobar los matrimonios, bajo otra figura, pero no las adopciones.

En respuesta, representantes de la comunidad LGBTTTI hicieron un pronunciamiento donde acusaron expresiones homofóbicas de algunos legisladores y les exigieron dejar atrás los prejuicios y legislar para garantizar condiciones de equidad y no discriminación. La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) nuevamente mostró su respaldo.

En marzo de 2019, con el inicio del segundo periodo ordinario de sesiones, morena anunció su agenda legislativa y aseguró que propondrán legalizar las uniones entre personas del mismo sexo y vendrá un nuevo debate.

El jueves 21de marzo morena, a través del diputado Tanech Sánchez, presentó su propuesta que no sólo reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino también el concubinato, pero no toca el tema de las adopciones, pues advierte que en el Estado de México cualquier persona puede adoptar.

Por ahora PRD, Morena y PT son las únicas bancadas que estarían a favor de esas uniones, pero no se han reactivado los trabajos de comisiones para analizar y dictaminar las propuestas presentadas.

El Código Civil mexiquense es inconstitucional, pero las iniciativas para cumplir el mandato de la Corte siguen en la congeladora.

 

Loading...

Loading…

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

¿PUEDE PROTEGERSE LA PRIVACIDAD EN PROCESOS ELECTORALES?

Siguiente publicación

CRECE 246% EL FINANCIAMIENTO DE MORENA ESTE 2019