3
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

En diversos países del mundo, se ha dotado a los ciudadanos de la oportunidad de examinar y reutilizar la información pública mediante la apertura de bases de datos para distintos fines, esto ha potencializado el impulso del crecimiento económico, la innovación, la transparencia y el desarrollo social, algo que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha reconocido, además de destacar que los gobiernos deben llevar adelante políticas sólidas de datos abiertos como herramienta eficaz para su gestión.

Sin embargo, a raíz de la pandemia, es evidente que necesitamos contar con mecanismos que nos permitan reaccionar a nuevos contextos para la solución de los problemas públicos, por ello, es menester fortalecer la Política Nacional de Datos Abiertos que tenemos en nuestro país para incrementar la transparencia; estandarizar la información y detectar posibles áreas de oportunidad en las estrategias para reducir los efectos del Covid-19 y permitir responder de mejor manera a este tipo de emergencias.

Potencializar los datos abiertos crea la oportunidad para el desarrollo de sociedades pacíficas e inclusivas, por ello, se debe tener una estrategia clara y definida para promover la apertura de datos en tiempos de crisis y generar gobernanza uniendo esfuerzos y orientarlos hacia una agenda común; la Carta Internacional de Datos Abiertos específica que los datos gubernamentales deben ser abiertos por defecto, oportunos, exhaustivos, accesibles, utilizables, comparables e interoperables, debido a que tales condiciones mejoran la gobernanza y la participación ciudadana, que atendiendo nuestra realidad, fomentaría la eficiencia y la igualdad de oportunidades.

En este orden de ideas, con los datos abiertos se ha podido obtener información sobre los casos de COVID, su geolocalización en el territorio, su impacto en diferentes sectores como el hospitalario, económico y social o los avances en el proceso de vacunación, entre otros aspectos relevantes, como tener conocimiento de las nuevas herramientas de análisis y visualización para simplificar y democratizar el acceso a la información en todas las organizaciones, así como para buscar las posibles soluciones para reactivar la economía y volver paulatinamente a la normalidad.

Luis Gustavo Parra Noriega

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

EL CONTROL DE CONVENCIONALIDAD

Siguiente publicación

FAVORECE TEEM PARIDAD DE GÉNERO Y NULIFICA CONDUCTAS QUE PROPICIAN LA VIOLENCIA POLÍTICA