2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Con el tiempo encima, los diputados locales deberán definir de una u otra forma varios temas trascendentes para la entidad: las Cuentas Públicas 2018, el Paquete Fiscal 2020 y con este el endeudamiento de 7 mil 500 millones de pesos, así como la Asociación Pública Privada (APP) para rehabilitar 82 caminos del sur.

Las propuestas están detenidas. Todo parece indicar que falta una muestra de buena voluntad del Ejecutivo: publicar las reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial para que el voto de la elección de presidente sea de manera secreta y los ajustes a la Ley de Fiscalización para permitir a ex representantes populares llegar al OSFEM.

Mientras estos decretos no estén enlistados en la Gaceta de Gobierno, los trabajos en comisiones seguirán detenidos y no habrá forma de hacer ajustes a los dictámenes de las Cuentas Públicas del 2018, en especial a la estatal, donde se pide la renuncia del secretario de Desarrollo Social, la titular del ISSEMyM y del secretario de Finanzas de la UAEM.

Aunque hay 11 municipios a quienes les quieren reprobar la Cuenta Pública del 2018, estos no representan una prioridad para el gobierno estatal, aunque si hay temor por las auditorias financieras especiales para Ecatepec y Chimalhuacán en el rubro de servicios personales, adquisiciones y obras públicas, luego que les fijaron observaciones superiores a los 300 millones de pesos.

En el ámbito estatal se buscan auditorias especiales para el ISEM, para el periodo 2014-2018, concluir la revisión del ISSEMyM y dar seguimiento en todos los casos a los pliegos de observaciones, imponer sanciones administrativas y si es necesario de carácter penal.

Tampoco se podrá dar el aval para el APP carretero que involucra 13 mil 629.1 millones de pesos y la atención de mil 637.8 kilómetros de caminos del sur durante los próximos 15 años, que desde hace ocho meses busca el Ejecutivo.

Ni qué decir de los incrementos presupuestales para la Secretaría del Trabajo que podría pasar de 399.1 a 999.8 millones; no le podrían dar 800 millones más a Comunicaciones, tampoco mil millones a Seguridad ni 3 mil 99 millones a Obra Pública.

En las negociaciones de parte de los legisladores está aumentar la propuesta de 2 mil 500 a 5 mil millones de pesos el Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal (FEFOM), para el siguiente año, con el fin de blindar el trabajo municipal y con ello los resultados de cada partido.

Todo indica que los temas serán definidos al filo del plazo y que deberán seguir con el reloj detenido hasta el 18 de diciembre.

Quien ya está lista es la diputada federal Miroslava Carrillo, quien ya pidió licencia para separarse del cargo a partir del 16 de diciembre, lista para contender por la titularidad del OSFEM el siguiente año, cuando se emita la convocatoria correspondiente, siempre y cuando el gobernador no vete estos ajustes legales.

1 Comentario

  1. Lorena Sánchez Pérez
    diciembre 12, 2019 en 4:48 pm — Responder

    Cono siempre el PRIAN haciendo de las suyas con apoyo de los GAPos que están en la legislatura y en varios municipios saqueando al pueblo

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

PLANTEAN MENOS GASTO A SALUD Y MÁS DINERO A OBRA EN 2020

Siguiente publicación

SESIONARÁ LEGISLATURA EN PARALELO