4
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

El Estado de derecho, es el resultado de diversas teorías doctrinarias que fueron evolucionando para establecer nuevos modelos de organización política y administrativa, basadas en normas jurídicas, cuyo objetivo era desaparecer el poder y la toma de decisiones concentrados en una sola persona, este nuevo modelo ha sido adoptado por casi todas las naciones del orbe, incluso aquellas que aún conservan la figura de un monarca como representante de su país.

El Estado de Derecho, se refiere a “un principio de gobierno según el cual todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a unas leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos.”(1)

Como resultado de la destitución del rey Luis XVI en Francia, y la promulgación de la Declaración Francesa de los Derechos del Ciudadano de 1789, quedo en claro, que en todo Estado moderno  la garantía de los derechos y la separación de poderes, era la condicional ideal por lo que una sociedad debiera regirse por una constitución emanada de las demandas sociales de la época, surgiendo con ello el constitucionalismo y la cultura de respeto a la ley.

La Constitución es la ley suprema y de ella emana cualquier ordenamiento, código, reglamento o decreto; es el documento normativo que rige la vida social, económica, política y cultural de un país, su jerarquía no puede ser superada por ninguna otra normatividad, incluso existe el debate sobre el rango entre una disposición internacional y la Carta Magna de un país.

Hans Kelsen, menciona que el Estado de Derecho debe entenderse como aquel que responde a las exigencias de la democracia y de la certeza de derecho. Al analizar el concepto de Kelsen, es claro que el Estado de Derecho es el ente, que cuenta con ordenamientos jurídicos emanados de las legislaturas, cuyos integrantes son representantes del pueblo y las disposiciones legales que emiten les otorgan atribuciones y responsabilidades a los órganos de gobierno, también crean y facultan a otros organismos para que actúen con autonomía e independencia.

En un Estado moderno, la propiedad privada, las relaciones entre personas y la certeza jurídica, deben ser garantizadas por el mismo; y la aplicación de la ley y su eficacia, continuamente son desafiados por la ciudadanía o grupos que tienen conductas delictivas que tratan de evitar las penas previstas en la normatividad, esta lucha es constante y corresponde al propio Estado adecuar permanentemente su marco jurídico, para no ser rebasado por situaciones de inseguridad o inestabilidad que den como resultado ingobernabilidad.

Uno de los principales objetivos del Estado, es garantizar la paz social, para ello, debe contar con leyes modernas emanadas de las verdaderas demandas sociales y sancionadas por los parlamentos, que le den confianza, certeza y seguridad a la ciudadanía.

Por lo tanto, se advierte que para garantizar el fortalecimiento del Estado de Derecho de nuestra nación, todas y todos los ciudadanos debemos actuar con respeto a nuestro marco jurídico, y a las instituciones públicas encargadas de aplicarlo; ya que con la vulneración a estas; incluidas la autonomía e independencia de los Organismos Constitucionales Autónomos, sin duda se deteriora el Estado de Derecho, y con ello la calidad de vida del ciudadano.

(1) ¿Qué es el Estado de Derecho? – Naciones Unidas y el Estado de Derecho

*Catedrático Universitario

Especialista en Derecho Electoral y DDHH.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

VAN 349 POR LOS 45 DISTRITOS ELECTORALES LOCALES DEL EDOMEX

Siguiente publicación

TOLUCA, EL MUNICIPIO MÁS PELIGROSO PARA LAS MUJERES