4
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Tanto el gobierno mexiquense, como cinco municipios de la entidad y la propia Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) tienen pendiente de aclarar el ejercicio de más de 257 millones 597 mil pesos del gasto federalizado asignado en el año 2019.

En doce auditorías aplicadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) esa institución hizo observaciones al Gobierno del Estado de México por más de 146 millones de pesos en las participaciones federales, el Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE) y el Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con discapacidad (FOTRADIS).

La tercera entrega del informe de resultados de la Cuenta Pública 2019 mostró que en la aplicación de los recursos estatales pudo existir un daño al erario superior a los 45 millones 755 mil pesos.

Ni la Legislatura del Estado de México, ni el Poder Judicial tuvieron observaciones en las auditorías de cumplimiento que les realizó la ASF.

Sin embargo Atlacomulco, Chimalhuacán, Ecatepec, Ixtlahuaca, Naucalpan sí tienen pendientes de aclarar.

MUNICIPIOS

Las posibles recuperaciones, en el caso de tres de los ayuntamientos, son por el uso del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal, donde Atlacomulco debe aclarar un millón 179 mil pesos, pues no presentó evidencia de la elaboración de 21 estudios y proyectos ejecutivos en el rubro de gastos indirectos, mientras siete proyectos no correspondieron a las obras ejecutadas con el fondo. Chimalhuacán tiene observaciones por 5.2 millones de pesos por no presentar evidencia de reintegro a la Tesorería de la Federación de los recursos no comprometidos al 31 de diciembre del 2019, ni de los intereses determinados por traspasos de la cuenta bancaria del fondo a otras ajenas.

Además, la ASF encontró faltas administrativas por pagos a través de cheque a contratistas y proveedores, falta de documentación en cuatro obras y la adjudicación de tres a la misma empresa en el mismo ejercicio, así como falta de evidencia en la entrega de materiales adquiridos e incumplimiento en la transparencia del ejercicio de recursos.

Ecatepec tiene pendientes 9.9 millones del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN) por realizar pagos sin contar con la documentación comprobatoria y no reintegrar a la Tesorería Federal los recursos comprometidos al 31 de diciembre del 2019 que no se pagaron en el primer trimestre del 2020.

Ixtlahuaca, 5.5 millones del Fondo de Infraestructura Social por el pago de dos obras cuyos trabajos no están concluidos, ni presentan los beneficios propuestos para su ejecución, también por falta de comprobación de facturas que en el portal del SAT no están vigentes, faltas administrativas por pago mediante cheque a contratistas y proveedores, identificación de 8 facturas expedidas por contratistas que no están vigentes.

Además, incumplimiento con el plazo establecido en la ley para reintegrar recursos a la tesorería no comprometidos al 31 de diciembre del 2019, falta de documentación justificativa de la ejecución de obras ejecutadas por administración directa e incumplimiento a la transparencia del ejercicio de recursos.

Naucalpan tiene el monto más alto por 76.9 millones de pesos del FORTAMUN por un subejercicio de los recursos, otros no comprometidos al 31 de diciembre del 2019, faltas administrativas por la falta de apertura y manejo de una cuenta bancaria específica, el no reintegrar a la tesorería en tiempo y forma, falta de publicación de reportes trimestrales del formato de gestión de proyectos y el informe sobre el ejercicio destino y resultados en la aplicación de los recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios.

Los ayuntamientos que no tuvieron observaciones resarcitorias, derivado de las auditorías que les practicaron en el mismo fondo fueron Toluca y San José del Rincón, mientras Ecatepec y Naucalpan tampoco las recibieron en el uso del Subsidio al Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública.

 

UAEM

Por su lado, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) también tiene pendientes con la Auditoría Superior por más de 12 millones de pesos, derivado de la revisión a Subsidios para Organismos Descentralizados Estatales.

La Universidad no acreditó la preparación académica requerida de dos trabajadores, ni el grado académico expedido en el extranjero de diez; tampoco la validación en el sistema educativo nacional y destinó recursos del programa Subsidios para Organismos Descentralizados Estatales para conceptos no autorizados como arrendamiento de maquinaria, combustibles, lubricantes, aditivos, servicio de acceso a internet, redes y procesamiento de información y para adquirir licencias de software.

GEM

Además, la ASF determinó un posible daño a la hacienda pública federal por 41.3 millones de pesos por la falta de reintegro de recursos no comprometidos del FISE al 31 de diciembre del 2019 y los rendimientos financieros generados, pero además pidió aclarar y documentar 12.7 millones por retenciones a contratistas no enteradas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, a la Secretaría de la Contraloría Estatal, ni al Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción. Las posibles recuperaciones suman 54 millones de pesos.

En cuanto a las participaciones federales el gobierno del Estado de México debe justificar 83.8 millones de pesos por inconsistencias en el pago de nóminas y estímulos en la Universidad Autónoma del Estado de México.

La ASF detectó pagos improcedentes por conceptos como: 14 percepciones no contempladas en su catálogo, 101 personas que recibieron recursos por arriba del tabulador, 51 después de la baja del personal y dos en periodo de licencia, sin goce de sueldo.

En el FOTRADIS la ASF encontró el pago de retenciones de obra pública sin mostrar la documentación comprobatoria; el no reintegro a la Tesorería de la Federación de los recursos no comprometidos al 31 de diciembre de 2019, ni los rendimientos financieros y algunos recursos comprometidos que no fueron pagados.

La Auditoría presume un daño a la Hacienda Pública Federal por 8.5 millones de pesos en ese fondo, por recursos no aplicados a diciembre del 2019, falta de aclaración y otra una posible afectación por más de 170 mil 337 pesos por retenciones de obra pública sin la documentación comprobatoria. El monto por aclarar supera los 8.5 millones de pesos.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

NARRAR LA CIENCIA: ¿LAS CAMPAÑAS POLÍTICAS CONSIDERARÁN EL DERECHO A GOZAR DE LOS BENEFICIOS DE LA CIENCIA?

Siguiente publicación

Tren Interurbano: años de retraso y falta de planeación