Rumbo al 2023, nada está dicho.

 Rumbo al 2023, nada está dicho.

 

Ricardo Moreno

Con la designación de Alejandra del Moral como candidata del PRI a la gubernatura de la entidad, se va aclarando el panorama para el próximo proceso electoral.

En primer término, hoy podemos afirmar que el proyecto de Enrique Vargas del Villar ha muerto. La alianza PRI, PAN y PRD tendrá como candidata a Alejandra del Moral, mientras Morena, PT y el Partido Verde irán con la maestra Delfina Gómez.

La construcción de estos dos polos electorales resulta ser un escenario inédito en la historia electoral mexiquense. Una jornada electoral con sólo dos reales candidatos en contienda despertará mayor interés y, por ende, una alta participación del electorado.

Por eso las metas electorales de los partidos y sus equipos de campaña serán altísimas. Quien resulte electa gobernadora será la más votada en la historia del Estado de México, pues requerirá alrededor de tres millones y medio de votos para acceder a la titularidad del Ejecutivo mexiquense.

Una cantidad de votos jamás alcanzada por un candidato a gobernador. Solamente el actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha obtenido cerca de 4 millones 350 mil votos con una participación de al rededor del 68% de los electores, situación que no acontecerá en el próximo proceso electoral durante el 2023.

El reto no es menor si se considera que en la pasada elección, Alfredo del Mazo, actual gobernador ganó con al rededor de 1 millón 890 mil votos, mientras que la maestra Delfina Gómez, 1 millón 870 mil aproximadamente. Tan solo la mitad de los votos que se requerirán para obtener el triunfo el próximo año.

Otra situación a considerar es que el efecto “Zepeda” no será el mismo ni tendrá el alcance electoral que obtuvo hace seis años. Juan Zepeda será con toda seguridad el candidato de Movimiento Ciudadano pero no será lo mismo ni tendrá el impulso que lo catapultó bajo las siglas del PRD hace seis años, pues no será una elección que se vaya a decidir en tercios.

Esta será una carrera pareja entre las candidatas de ambas coaliciones. Con una lista nominal de alrededor de 12 millones de electores, el Estado de México; la capital del Estado más importante del país y cuyo padrón electoral es el más grande, definirá su futuro. Las estrategias, la movilización, la agitación, propaganda y actitud empezarán a develarse en las próximas semanas. ¡Nada está dicho!

Ricardo Moreno Bastida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019