4
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

El pleno del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM), revocó la sanción que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena dictó en contra de los diputados locales de este partido por votar a favor del incremento del refrendo vehicular.

Aunque de la resolución se excluyó a los diputados Azucena Cisneros Coss y Faustino de la Cruz Pérez, porque omitieron firmar sus demandas, al final el beneficio también se extiende para ellos y blinda a toda la fracción parlamentaria de futuros desacuerdos por las decisiones que tomen en el ejercicio de sus funciones.

Los magistrados consideraron ilegal que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena haya suspendido de sus derechos políticos a los 32 diputados locales, porque ello violenta el artículo 42 de la Constitución donde claramente se expresa:

“Los diputados jamás podrán ser reconvenidos o enjuiciados por las declaraciones o los votos que emitan con relación al desempeño de su cargo”.

La magistrada Leticia Victoria Tavira concluyó que la resolución del partido no estuvo apegada a derecho. Los partidos políticos no pueden intervenir en el ejercicio de las funciones que tienen a su cargo los diputados como servidores públicos, ni excederse más allá de su ámbito de actuación.

“Estoy convencida que los partidos políticos se encuentran impedidos para determinar sanciones a militantes que ejercen un cargo como legisladores porque ello implica la intención de subordinar el ejercicio de la función pública a intereses partidarios, razón que es ajena a la naturaleza de los partidos políticos” .

Por unanimidad los legisladores echaron abajo la resolución de hace unos días de la CNHJ donde se establecía la pérdida de derechos políticos de los diputados al interior del partido durante seis meses y de hasta un año en el caso del diputado Nazario Gutiérrez Martínez, así como la destitución de quienes ocuparan cargos partidarios.

Los magistrados resolvieron dos expedientes. En el primero, algunos militantes consideraron débil este castigo y pidieron al Tribunal que revisara el caso para que ordenara al partido imponerles una sanción acorde con la falta cometida.

El segundo caso fue el interpuesto por los diputados, quienes lograron salir avante en su postura desde esta primera instancia.

Con esta sentencia quedan a salvo todos los legisladores de futuras sanciones vinculadas al ejercicio de su encargo, porque se dejó claro que gozan de un principio de inviolabilidad parlamentaria y que los partidos no pueden excederse y dejar de respetar su libertad de actuación.

De acuerdo a la Ley General de Partidos Políticos las organizaciones partidistas no pueden extenderse más allá del ámbito de actuación del partido político, es decir su funcionamiento interno, de manera que no puede obligar ni delinear su actuación, sobre todo si son de representación popular y emanaron de las urnas.

“Los partidos políticos como entes de interés público se encuentran impedidos para determinar sanciones a militantes que ejercen el cargo como legislador y legisladora porque ello implica la pretensión de subordinar el ejercicio de la función pública a las determinaciones e intereses partidarios” sostuvo la magistrada ponente.

No pueden, agregó, intervenir intereses ajenos ni intromisiones, como tampoco estar subordinados a las facultades que les confiere la ley.

Con esto quedan a salvo los derechos de los legisladores de Morena y quedan en libertad para votar como consideren necesario los asuntos a su cargo.

DIPUTADOS CELEBRAN

El coordinador parlamentario de Morena, Maurilio Hernández González, enfatizo que La resolución del Tribunal Electoral ratifica que no violentaron los estatutos o principios del partido, pues esta medida no constituye un nuevo impuesto, sino un derecho.

“Desde el principio señalamos que no es un impuesto y no afecta a los sectores más desprotegidos de la población, postura que fue coincidente con lo manifestado por la presidenta nacional de Morena, en su momento expresó su confianza en que dicha sanción fuera revertida”.

Sostuvo que la Constitución faculta a los legisladores a tomar decisiones sin que sean conculcadas, incluso por su partido, porque tiene que ver con el compromiso y responsabilidad con la sociedad y cuidando el interés superior de la población .

FOTO: ESPECIAL

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

50% DE LOS CARGOS PÚBLICOS DEBEN SER PARA MUJERES

Siguiente publicación

MULTAS DE HASTA 265 MIL PESOS POR DERRIBAR UN ÁRBOL