4
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTOS: IGNACIO HERNÁNDEZ

El ayuntamiento de Toluca sancionó a particulares y empresas que talaron de manera ilegal árboles en la capital mexiquense y les impuso, en su conjunto, multas por más de 300 mil pesos, indicó la directora de Medio Ambiente, Ana Margarita Romo Ortega.

Con base en el Código para la Biodiversidad y el Bando Municipal de la ciudad, esta actividad es una falta administrativa sancionada de manera económica desde los 8 mil 500 hasta los 265 mil pesos, de acuerdo a la gravedad de cada caso.

El Bando señala como una obligación participar en las campañas de forestación y reforestación; cuidar y conservar los árboles y arbustos situados frente y dentro del domicilio. Prohíbe realizar el trasplante, poda, retiro o quema de árboles, pastizales y hojarasca en zonas urbanas o rurales sin autorización de la autoridad municipal.

“Las sanciones equivalen a más de 300 mil pesos tan solo en lo que va de esta administración, ha sido gente que tala un árbol, empresas que lo han hecho para liberar la visibilidad de espectaculares y todavía tenemos varios procedimientos por resolver” indicó.

La ley permite  el retiro de los árboles cuando daña la estructura urbana, pluvial o sanitaria, así como alguna vivienda, cuando está en riesgo alguna barda, vehículo o personas, pero se requiere un dictamen de personal especializado en arbolado urbano y protección civil.

TOLUCA VA POR 5 MILLONES DE ÁRBOLES

El objetivo de la capital mexiquense es preservar todo lo que esté en buenas condiciones y sembrar 5 millones de árboles durante toda la administración. Para empezar este 2019 tienen previsto plantar 1.5 millones, de los cuales ya están 200 mil en la primera jornada que llevaron a cabo en la Alameda 2000.

La distribución de estos será: 850 mil en espacios públicos urbanos y suburbanos, 350 mil en áreas naturales protegidas, 150 en bordos, 100 mil en caminos reales y 50 mil en sistema agroforestales o milpas intercaladas.

La paleta de especies adecuadas para Toluca contempla: freso, álamo canadiense, encino, ahuehuete, pino montezumae, jacaranda, acacia azul, tejocote, ciruelo y otros árboles frutales, pero depende de cada zona.

Los sitios de atención prioritaria que tiene el ayuntamiento son: Parque Estatal Sierra Morelos, San Pablo Autopan, Presa José Antonio Álzate en Tlachaloya; bordos de San Mateo, San Jerónimo y Ojo de Agua, Parque Estatal Alameda 2000, Nevado de Toluca, Caminos reales, banquetas de la zona centro; camellones de Matlatzinca, Pino Suárez, Guillermo Marconi, y sistemas agroforestales o milpas intercaladas de árboles frutales y forestales.

Los beneficios que traerá todo esto, señaló, es que absorben partículas de carbono y contaminantes del aire, produciendo oxígeno a favor de la atmosfera, favorecen la captación y almacenamiento de agua en mantos freáticos, además de que mantienen estables los niveles de humedad y nutrientes en el suelo.

Los pasos correctos para la plantación son: ocupar sólo especies nativas de la zona y acordes con el área, limpiar la maleza, aflojar la tierra y hacer un hueco de 40 centímetros por lado y de profundidad, cortar las raíces que sobresalen y retirar con cuidado la bolsa, tomando la planta por la parte más baja del tallo, sin tocar la raíz y ponerla en el hueco, compactar la tierra con las manos o pies para que no quede muy apretada o floja y hacer un borde alrededor del árbol para favorecer la captación de agua y el desarrollo de las raíces.

“Vamos muy bien. Hemos encontramos un apoyo impresionante de la ciudadanía desinteresada para forestar camellones, áreas que han encontrado como un punto de oportunidad en sus colonias. Estamos proporcionando la planta, dando capacitación con base en la paleta vegetal para cada zona, cuidar que la raíz no levante la banqueta, que la copa no cubra los cables de la luz, el tipo de suelo y que no se altere el ecosistema”.

Pero el paso más significativo, señaló, es que la ciudadanía se comprometa, que no sólo sea una responsabilidad del gobierno, que los adopten y los cuiden. Para ello el ayuntamiento está elaborando composta con lodos que le donan las plantas de tratamiento y con residuos de podas, cuentan con pipas para riego, aunque nada de eso será suficiente si la gente, los comercios o las escuelas no adopten los camellones que tienen en frente y los cuidan.

UN ÁRBOL POR HABITANTE

En Toluca, consideró, no se puede imitar a Mérida de exigir un árbol por cada casa, aunque “sería fenomenal que cada habitante plantará un árbol y se hiciera cargo de él por el resto de sus días. Sí hemos pensado en eso, pero queremos primero que no sea un tema obligatorio, sino sea de voluntades y así perdure”.

Con el primer ejercicio, dijo, se mostró que si se le generan los espacios y las condiciones Toluca si participa de manera voluntaria.

En la primera convocatoria congregaron a 3 mil personas que acudieron por sus propios medios a plantar arbolitos.

El calendario de forestación de los tres años se difunde en redes y en la página del ayuntamiento para que la gente acuda al espacio que le quede más cercano, tanto para plantar como para cuidar su crecimiento.

1 Comentario

  1. julio 16, 2019 en 7:04 pm — Responder

    Mejor que cobren una tarifa por poda de ramas y se paga, a mi mandaron a comprar 3 arbolitos y después mandan a podar. Deberían cobrar ahí una cuota o hacerlo gratis, solo me quitaron el tiempo en meter oficios, fotos para esa respuesta.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

REVOCAN SANCIÓN VS DIPUTADOS DE MORENA

Siguiente publicación

EMITE INFOEM RANKING DE TRANSPARENCIA