2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

EL PAQUETE FISCAL 2021

La Legislatura mexiquense concluye este 2020 con pendientes importantes, entre ellos, por supuesto, la aprobación del paquete fiscal para el siguiente año.

Por primera vez en más de 20 años la falta de acuerdos en una Legislatura, dominada por la oposición, aplazó el análisis y la dictaminación del Presupuesto, las Leyes de Ingresos estatal y municipal y las reformas al Código Financiero.

Por ello, el Estado de México iniciará el 2021 con las mismas reglas de 2020 y con la incertidumbre en torno a si las y los legisladores autorizarán al gobierno a contratar más deuda en un año donde seguirá la pandemia.

El principal desacuerdo entre los grupos parlamentarios encabezados por Morena y sus aliados del PT, Encuentro Social y los legisladores sin partido es que no quieren endeudar más a la entidad mexiquense, mientras el gobierno estatal considera que es indispensable hacerlo.

Llama la atención la falta de un plan B por parte de la Secretaría de Finanzas estatal, pues si bien hay obras grandes, entre ellas las solicitadas por la Federación para conectar al Aeropuerto Felipe Ángeles que se financiaría con los pasivos, también hay otras que parecen de ornato y no prioritarias, justo en un año electoral.

El debate de autorizar o no más financiamientos al gobierno estatal lleva una carga política, pues por años, diferentes gobiernos de la entidad han sido acusados de usar los recursos en forma electoral. Morena busca no dar facilidades y el senador Higinio Martínez Miranda metió presión a la bancada morenista para no autorizar más deuda.

También llama la atención el papel que jugó en los últimos días del año la oposición en el Congreso local, pues fuera de Morena y sus aliados, además del Partido Verde y el PRI, en al menos una reunión, el resto de las bancadas no estuvieron presentes en el debate.

No hicieron cuestionamientos a los funcionarios de Finanzas sobre la propuesta de paquete fiscal y no se había visto tanto desinterés en los grupos parlamentarios del PAN y PRD en un tema tan prioritario.

Este 4 de enero se prevé al menos la apertura del periodo extraordinario para analizar el paquete fiscal, el cual podría ser avalado ese mismo día. 

ALIANZAS 

En el ámbito federal se han concretado alianzas que antes eran impensables: PAN y PRD han decidido unirse al PRI: quien fuera su principal adversario, y al que por años ellos mismos acusaron de irregularidades y buscaron convencer al electorado de la necesidad de derrotarlo.

Hoy, sus discursos quedan atrás, pues al menos en 16 de los 41 distritos federales esas tres fuerzas políticas irán juntas, en busca de ganar espacios en la Legislatura federal.

Por supuesto hay militancia en los tres partidos que no está de acuerdo con esta unión, tan es así que existen altas posibilidades de que esa coalición no se pueda concretar en las elecciones locales del Estado de México.

La dirigencia panista desde hace tiempo anunció que sólo podrían ir juntos si había un gran frente, que no se ha concretado, porque el Partido Verde y Movimiento Ciudadano ya han anunciado que van solos, y no hay definiciones con Nueva Alianza. También ha reprochado que el gobierno estatal se ve muy cercano al federal.

Del otro lado están Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Verde, quienes protagonizarán una alianza federal que abarcará al menos 18 distritos.

En esta unión también hay duros cuestionamientos, pues por años hubo críticas hacia el Partido Verde, que durante mucho tiempo fue un fiel aliado del PRI.

No toda la militancia está de acuerdo y será cuestión de tiempo ver los costos políticos de estas coaliciones sin una ideología que una a esos partidos y con agendas distintas.

El objetivo, sin duda, es ganar por ganar.

Qué dirá el electorado? 

LA REELECCIÓN

Tal como se había previsto las distintas fuerzas políticas han abierto la puerta a sus legisladores federales para que puedan buscar la reelección en las elecciones del 2021.

Casi la totalidad de las y los diputados federales de todas las bancadas han hecho cartas de intención para expresar su deseo de mantenerse en su curul.

Mientras hay legisladores que han trabajado para regresar a sus distritos, entregar apoyos y mantener su capital político, también hay otras y otros de mayoría y de representación proporcional, a quienes prácticamente no se les conoce ni quiénes son, ni el trabajo que han hecho.

Hay quienes buscan ganar sólo con la etiqueta de su partido, otras y otros han sido privilegiados, pues han tenido cargo tras cargo y pretenden seguir en la Legislatura federal, sin la obligación de hacer campaña, ni de ganar votos.

El PRI, por ejemplo tiene tres diputados de mayoría que tienen actividad constante, pero también a personajes como Luis Miranda Nava, quien no ganaría una elección, pero su cercanía con el ex presidente, Enrique Peña Nieto parece garantizarle la reelección.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

BUSCAN LA REELECCIÓN 63 DIPUTADOS FEDERALES DEL EDOMEX

Siguiente publicación

LA PARIDAD ENTRE LOS GÉNEROS REALIDAD O ILUSIÓN