Necesaria la capacitación de las mujeres en política para garantizar su buen desempeño

 Necesaria la capacitación de las mujeres en política para garantizar su buen desempeño

Es de reconocer el gran trabajo que ha realizado la cámara de Diputados Federal, respecto de la aprobación de reformas en materia de capacitación política de las mujeres, así como las tendentes a la aplicación de medidas o acciones afirmativas enfocadas a potenciar la perspectiva de género. Reformas a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), así como a la Ley de Partidos Políticos (LPP) que fueron aprobadas por una amplia mayoría de 480 votos.

Uno de los puntos más importantes de estas modificaciones es que, ahora los partidos políticos tendrán que asignar hasta el 10% de su financiamiento público para actividades ordinarias a la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres.

No se trata de un tema menor, por el contrario, es de la mayor relevancia, si tomamos en consideración que en el ámbito político-electoral y de toma de decisiones existe una desigualdad histórica respecto del desarrollo profesional y laboral de las mujeres; esta circunstancia se observa con gran particularidad en el ámbito público.

De acuerdo con el “Diagnóstico sobre la Situación de las Mujeres en el Servicio Profesional Electoral del Instituto Federal Electoral 2013” y su anexo “Situación Actual de las Mujeres en México” dos de cada tres mujeres que se encuentran en el espacio laboral (65.1%) son subordinadas y remuneradas, 23.2% trabajan por cuenta propia, 2.4% son empleadoras y 9.3% no recibe remuneración por su trabajo. Entre las trabajadoras subordinadas y 15 remuneradas, 44.4% no cuenta con acceso a los servicios de salud, más de la tercera parte (34.5%) no cuenta con prestaciones y 43.6% labora sin tener un contrato escrito.[1]

De esta manera, se da un gran avance para que las mujeres tengan las condiciones y puedan emprender una debida participación en la toma de las decisiones más importantes y trascendentes de su comunidad, municipio, estado y del país, así como ejercer cargos públicos del más alto nivel, con lo cual ejercerán a plenitud sus derechos políticos y electorales.

Otro elemento relevante de las citadas reformas, es la creación, al seno de los partidos políticos, de órganos especializados en temas de perspectiva de género, lo cual traerá consigo una gran participación de las mujeres, dado que se están sentando las bases para que el género femenino se sume a la representación política de las y los ciudadanos.

Las reformas buscan crear el escenario idóneo para que el género femenino pueda crecer políticamente hablando, pero les corresponde a los partidos, hacer reales y operativas estas modificaciones legales, es decir, deben eliminar, en los hechos, cualquier tipo de barrera histórica o estructural que impida el desarrollo de las mujeres en temas de participación y representación política del género femenino.

En esencia, el fin que persiguen estas modificaciones, es crear un espacio de igualdad política entre géneros; eliminar todo tipo de obstáculos estereotipados históricos y estructurales y; con ello, revertir la invisibilización y desigualdad que históricamente han sufrido las mujeres.

En esta lógica, ahora le corresponde a la Cámara de Senadores, tomar la estafeta que le han pasado sus homólogos legisladores de San Lázaro, para que estas reformas se hagan una realidad y tengan aplicabilidad en todo el territorio nacional, en el contexto, de privilegiar, no sólo la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, sino, más bien, la culminación de una igualdad material.

No tengo la menor duda, que los senadores harán suya la visión de mejorar las condiciones políticas de las mujeres, crear los escenarios para potenciar su desarrollo en el ámbito de la política; del ejercicio de los cargos, no sólo públicos, sino de elección popular y; en la toma de las decisiones más trascendentes para la ciudadanía.

Con estas nuevas disposiciones normativas se hace un merecido reconocimiento a las capacidades de las mujeres y, dejar de una buena vez estereotipos que sólo las estigmatizan y no nos permite beneficiarnos de sus conocimientos, habilidades y competencias que, de suyo, son enriquecedoras y benéficas para la sociedad en general.

[1] INE/CG13/2021 ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL POR EL QUE SE APRUEBA LA CONVOCATORIA PARA LA SELECCIÓN Y DESIGNACIÓN DE LA CONSEJERA PRESIDENTA DEL ORGANISMO PÚBLICO LOCAL DEL ESTADO DE MÉXICO Y DE LA CONSEJERA O CONSEJERO ELECTORAL DEL ORGANISMO PÚBLICO LOCAL DE COLIMA

Dra María Guadalupe González Jordan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019