Evidente cerrazón legislativa

 Evidente cerrazón legislativa

 

No veo la razón de la terrible necedad del Congreso del Estado de México para mantener la inconstitucionalidad del Código Civil mexiquense, que impone el matrimonio entre un hombre y una mujer, aun cuando la Suprema Corte de Justicia ha señalado en reiteradas ocasiones que esto es violatorio de la Constitución y transgrede los derechos humanos de las personas. 

Independientemente de la forma de pensar de cada uno de nosotros, lo cierto es que ello no puede llevar al equívoco de tratar de imponer nuestra voluntad a los demás, por encima de sus derechos consagrados en la Constitución. 

En lo personal, soy respetuoso de la libertad que todos tenemos de pensar, creer y actuar dentro del marco legal. Desde luego que impulso y defiendo los derechos y la expansión de los mismos. 

Creo que las personas tienen el derecho de contraer matrimonio independientemente de su sexo, aunque me declaro abiertamente heterosexual, pues ese también es mi derecho. 

Por esa razón no comparto y, por el contrario, condeno la terrible cerrazón que existe en el Congreso mexiquense para otorgar el derecho al matrimonio civil a las personas del mismo sexo. 

Reprimir las protestas de la comunidad LGBTTI a golpe de macana es, por decir lo menos, troglodita y doblemente violatorio de sus derechos

Las autoridades de la Fiscalía  General de Justicia del Estado de México, así como la Comisión Estatal de los Derechos Humanos deberían iniciar las investigaciones respectivas por la vulneración al derecho a la libre manifestación y libre expresión de las ideas. 

La golpiza que se propinó a periodistas y manifestantes no debe quedar impune y menos aún, cuando su demanda resulta ser legítima y atendible. 

En varias ocasiones se ha pospuesto la discusión y aprobación del dictamen que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo y misteriosamente se retira del orden del día. 

Es obvio que todos aquellos que han acudido a foros, reuniones y discusiones se sienten burlados y con cierto tufo de frustración. Tienen razón y les asiste el derecho. 

¿Por qué seguir evadiendo y  retrasando lo inevitable? ¿Por qué recurrir a la violencia si el derecho le asiste a estos colectivos? Por la simple razón de que los legisladores amanecen progresistas un día y por la noche son claramente conservadores. 

Estoy claro que los derechos nunca son una concesión graciosa de los gobernantes, sino una conquista de las y los ciudadanos, y esta, es una clara muestra de ello. 

Mi solidaridad con los periodistas golpeados y los manifestantes reprimidos. 

Nunca la razón la tendrá una macana.

Ricardo Moreno Bastida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019