2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: ML

La Legislatura local quiere exhortar a los 125 ayuntamientos de la entidad para que integren sus Comités Municipales contra las Adicciones, debido al alto número de personas con problemas de adicción al alcohol y tabaco, la cual supera la media nacional.

La propuesta de la diputada María Mercedes Colín Guadarrama indica que de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017, la entidad se encuentra dentro de la medida nacional en el consumo de drogas ilegales, pero no en las legales, donde el empleo de bebidas entre jóvenes de 12 a 17 años es de 9.9 por ciento y de cigarro de 19.9 por ciento entre los 12 a 65 años.

“Por ello la necesidad de hacer frente a las adicciones de una manera integral y con un sentido de corresponsabilidad por parte de las comunidades”, donde es vital definir estrategias integradoras y tareas colegiadas.

El Comité Municipal contra las Adicciones propuesto es un órgano colegiado de coordinación y concertación que impulsaría acciones dirigidas a la prevención y combate de los problemas de salud pública causados por las adicciones, donde participarían las instituciones públicas del ayuntamiento, las organizaciones de la sociedad civil, así como organismos y empresas relacionadas con el tema.

A partir de la instalación de dichos Comités, apuntó, se podrán diseñar estrategias inclusivas para la prevención y tratamiento de las adicciones en cada municipio y dotar de herramientas fidedignas a las personas y familiares, propiciando mejores estilos de vida y más saludables.

Los COMCA tendrían como objetivo principal promover, apoyar y coordinar las acciones de los sectores público, social y privado, tendientes a la prevención y combate de los problemas de salud pública, causados por las adicciones a sustancias psicoactivas, en los términos que señala la Ley General de Salud y el Código Administrativo.

En la propuesta de exhorto que fue turnada a análisis a comisiones se indica que es necesario estimular a la juventud, asegurarse tengan oportunidades y no encasillarlos con opciones restrictivas, sino por el contrario, aprovechar su energía y detonar su crecimiento personal.

En la actualidad es evidente el crecimiento de consumo de sustancias pisco activas a edades cada vez más tempranas, lo cual no sólo afecta a quien las usa, sino todo el entorno familiar, laboral, interpersonal y educativo, generando un impacto negativo, desde incrementar el riesgo de sufrir accidentes hasta deteriorar gravemente su estado de salud.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

CHOCAN MORENA Y LA UAEMex POR PROPUESTA DE REFORMA UNIVERSITARIA

Siguiente publicación

LLEGA AL CONGRESO LA INICIATIVA OFICIAL DE LA UAEMex