17
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTOS: ESPECIALES

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

Este 5 de enero arranca formalmente el proceso electoral local en el Estado de México para renovar los 125 ayuntamientos y el Congreso mexiquense el próximo 6 de junio, con la participación de 11 partidos políticos que podrían registrar hasta 27 mil 852 candidatos y candidatas para ocupar las 75 curules del Congreso y los cargos de presidentas y presidentes municipales, regidores y regidoras, así como síndicos y síndicas.

A la descalificación, la falta de confianza y el tradicional desinterés de un sector de la población se suman en esta ocasión la pandemia y sus secuelas, que obligarán a los partidos y candidatos a innovar en su forma de acercarse a los electores y a recargar su propuesta y ataque en el tema de salud, desempleo y economía.

Aunque la lista de opciones es amplia, con siete partidos nacionales en la entidad: PAN, PRI, PRD, PT, PVEM, Morena y MC, también estará Nueva Alianza como partido local y tres partidos nuevos: Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Partido Fuerza por México; todo indica que las alternativas se reducirán en las boletas con las coaliciones y candidaturas comunes.

A esto se suma la renovación de la presidencia del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), por el reciente fallecimiento del consejero Pedro Zamudio. En su lugar quedó la consejera Laura Daniela Durán Ceja como presidenta provisional, en tanto el INE hace la  nueva selección el 16 de abril, a través de una convocatoria exclusiva para mujeres por un tema de alternancia y género 

PARTIDOS NUEVOS ¿NUEVAS OPCIONES?

Por ley los partidos nuevos no pueden unirse a otras fuerzas políticas y deberán obtener al menos el 3 por ciento de los votos válidos emitidos en las urnas el próximo 6 de junio para conservar su registro, financiamiento y prerrogativas durante los siguientes tres años.

Por ser partidos nuevos sólo tienen derecho al 30 por ciento de los recursos públicos que se distribuyen de manera igualitaria entre todos, para sus actividades ordinarias y otro porcentaje extra para la obtención del voto, con lo cual se ubicarán por debajo de lo que reciben los demás partidos políticos, pero por encima de los candidatos independiente.

Para nadie es un secreto que estos tres partidos no son nuevos y ya cuentan con estructuras, recursos y experiencia en procesos electorales anteriores, en los cuales participaron con otro nombre y se han aliado a otros institutos políticos.

¿QUÉ VAN A VOTAR LOS MEXIQUENSES?

Además de la votación federal para elegir a quienes integrarán la Cámara baja, se van a renovar 45 espacios de mayoría relativa y 30 de representación proporcional en el Poder Legislativo, donde cada partido o coalición puede registrar 45 fórmulas de mayoría y ocho de representación proporcional, siguiendo forzosamente un criterio de paridad de género y competitividad.

Los 30 espacios de representación proporcional se distribuirán sólo entre quienes logren al menos 3 por ciento de los votos válidos emitidos y hayan registrado candidatos en al menos 30 de los 45 distritos electorales, tomando los registros de la lista plurinominal, alternada con las personas que logren más votos y no hayan ganado la elección.

En los 125 ayuntamientos las planillas deberán cumplir con la paridad horizontal y vertical y tienen que registrar tanto a mujeres como a hombres en todos los segmentos, tanto de alta, como mediana y baja competitividad, alternando el género entre una elección y otra.

En esta ocasión el número de integrantes de cada cabildo será menor al que se votó hace tres años por una reforma que hicieron los diputados locales a la Ley Orgánica Municipal, donde también hay espacios de representación proporcional, aunque todavía no resuelve la Corte las acciones de inconstitucionalidad.

Todo esto bajo un escenario totalmente diferente al de hace tres años, donde hoy el partido Morena tiene la mayoría en el Congreso y gobierna los municipios más grandes: Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Toluca, entre otros; mientras el legendario PRI está reducido en municipios rurales; mientas el PRD y el PAN perdieron varios de sus bastiones.

LAS ALIANZAS ELECTORALES

El número de candidaturas que salga a campaña dependerá de los acuerdos que logren los partidos. Por un lado PRI-PAN-PRD y por el otro Morena-PT-PVEM, aunque el PVEM sólo espera llegar a candidaturas comunes, el PRD asegura que no signará alianzas si no hay ventajas para ellos y el tricolor y PAN no se ponen de acuerdo por las repercusiones que esto traería para la siguiente elección gubernamental.

A nivel nacional ya están las dos coaliciones parciales, pero a nivel estatal tienen hasta finales de enero para definir si replican la política nacional y sobre todo en qué distritos y municipios iría cada uno, que es la parte más difícil del acuerdo.

De concretarse estas coaliciones no serían del todo novedosas para los mexiquenses que ya han visto a Morena unido al PT y al PAN y PRD trabajar juntos. La parte inédita sería estos partidos con su principal enemigo durante las últimas décadas, por lo cual nada es seguro aún.

LAS NOVEDADES DEL PROCESO

En las elecciones podrán votar más de 12 millones de electores. Se instalarán 20 mil 100 casillas en toda la entidad, donde también se desarrollará el proceso federal para elegir a 41 diputados plurinominales y algunos de representación proporcional para la Quinta Circunscripción, donde está incluida la entidad mexiquense.

Por primera ocasión no podrán ser registrados como candidatos quienes tengan antecedentes firmes de violencia familiar o sexual, hayan incurrido en violencia política de género o estén inscritos en el Padrón de Deudores Alimentarios.

Será la primera vez que los partidos y candidatos salgan a la calle en medio de una contingencia sanitaria que los obligará a aumentar la propaganda fija, privilegiar las campañas en redes, medios de comunicación,  medios alternos y dejen de lado las concentraciones masivas por el riesgo que representa.

Varios partidos llegan con bajas por el coronavirus, en el cual han perdido la vida militantes, funcionarios en activo y posibles candidatos.

El registro de las planillas y fórmulas será vía electrónica, igualmente los cursos de capacitación para funcionarios de casilla, gran parte de las sesiones en los órganos electorales, el seguimiento de los medios de comunicación, entre muchas otras actividades por la pandemia que azota al país desde hace meses.

En las casillas habrá gel, cubrebocas, se harán desinfecciones constantes y la credencial de elector no pasará de mano en mano para evitar a toda costa que haya contacto entre los funcionarios de casilla y los electores y los espacios de votación se conviertan en focos de infección que alejen todavía más a los electores de las urnas.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

OTRO BORRÓN Y CUENTA NUEVA PARA AUTOMOVILISTAS DEL EDOMEX ESTE 2021

Siguiente publicación

MÁS DIFÍCIL SER INDEPENDIENTE LOCAL QUE FEDERAL