7
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Foto: Secretaría de Seguridad

Podrían ser preliberadas 5 mil 400 personas

En el Estado de México las autoridades estatales tienen detectadas a 5 mil 400 personas privadas de su libertad que podrían acceder a beneficios de ley para ser preliberadas.

Se trata de primodelincuentes, inimputables, enfermos mentales, adultos mayores, enfermos crónicos o terminales.

La Subsecretaría de Control Penitenciario de la Secretaría de Seguridad mexiquense ya tiene una propuesta para impulsar la preliberación de las personas que tengan derecho acceder a los beneficios de la ley, como una forma de despresurizar los penales de la entidad.

De acuerdo con el análisis de esa área, presentada al activista, Humbertus Pérez Espinoza, podrían dejar la prisión primodelincuentes, con sentencias menores a 5 años; en una primera etapa se contempla a 456 jóvenes de entre 18 y 20 años, y para una segunda, a 3 mil 732 adultos de 21 a 35 años.

También tienen identificados a 1, 213 personas de colectivos vulnerables quienes podrían salir en libertad por razones humanitarias, entre inimputables, enfermos mentales, adultos mayores, enfermos crónicos o terminales.

Adicionalmente, las autoridades admiten que existe una población, aún no contabilizada, susceptible en términos de ley de obtener algún beneficio: unas podrían lograr su libertad en menos de 18 meses, y otras están en tiempo procesal para promover algún beneficio.

Hace unos días familiares y activistas hicieron una protesta afuera de siete centros penitenciarios del Estado de México para exigir garantías para las personas privadas de su libertad, ante la pandemia provocada por el Covit-19.

También denunciaron falta de medicamentos y la existencia de otras enfermedades como: hepatitis lepra de la cárcel y la falta de capacidad, al interior de esos centros, para atenderlas.

Humbertus Pérez afirmó que hay unas 13 mil personas privadas de su libertad, es decir, cerca del 45% de la población penitenciaria, que pueden acceder a beneficios de ley para obtener su libertad y ser preliberadas.

Casi a la par de los reclamos, el fin de semana pasado las autoridades detectaron personas que dieron positivo, y otras sospechosas de haberse contagiado del Covid-19 en el penal de Cuautitlán y fueron trasladadas a La Perla, en Nezahualcóyotl, lo cual provocó protestas de internos de ese centro, quienes pidieron ser trasladados, ante el temor de enfermar, pues consideran que no hay garantías para evitar contagios.

Tras una reunión con autoridades penitenciarias, el activista Humbertus Pérez Espinoza dio a conocer que el Gobierno estatal ya tiene un estudio de personas que podrían dejar la prisión, por ser candidatas a acceder a beneficios de preliberación.

En un documento entregado el activista, en poder de este medio, las autoridades admiten que resulta de la mayor importancia realizar propuestas y solicitudes para otorgar beneficios que supongan una modificación en las condiciones de cumplimiento de la pena, o una reducción de la misma a favor de personas sentenciadas.

También precisa que la prisión en un centro penitenciario sobrepoblado contamina a ciertos sectores de la población, quienes podrían recibir una oportunidad de reinsertarse, entre ellos: primodelincuentes por delitos menores y quienes por razones humanitarias, dada su condición de salud física, mental y deterioro físico no tengan una pronta recuperación. 

Por ello, analiza los datos y las secciones de antecedentes y consideraciones para hacer la promoción ante el Poder Judicial mexiquense de 5 mil 400 personas que podrían acceder a beneficios de ley.

El número podría ser mayor por quienes sin ser de esos sectores tiene la posibilidad de lograr su libertad en menos de 18 meses y quienes están a tiempo de promover algún beneficio.

Diputados locales han pedido garantizar los derechos de los internos en los centros penitenciarios y atender las peticiones de ellos y de sus familiares, mientras la presidenta de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso local, Liliana Gollas ha invitado la familiares y a activistas a una mesa de diálogo para analizar sus inquietudes y propuestas.

Humbertus Pérez pidió a la población no satanizar a los internos, pues aseguró que casi el 60% son inocentes, pero les fabricaron delitos y por eso están en prisión.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

MUERTOS POR COVID-19 EN 12 MUNICIPIOS DEL EDOMEX

Siguiente publicación

EN VALLE DE MÉXICO 83% DE CASOS DE COVID-19