0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO:CORTESÍA PODER JUDICIAL

El estándar internacional marca la necesidad de tener al menos seis jueces por cada 100 mil habitantes; sin embargo, en el estado de México, con una población de 16.1 millones de habitantes, existen dos por cada 86 mil 363 mexiquenses, lo cual implica un déficit de al menos 581 impartidores de justicia.

Con base en los datos proporcionados en el tercer informe de labores del magistrado Sergio Javier Medina Peñaloza, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (TSJEM), en 2017 cada juez llevó a cabo un promedio de 635.6 asuntos en el año, algo así como cinco casos cada tres días, donde se incluyen diligencias, peritajes, desahogo de pruebas, recursos y acciones hasta llegar a la sentencia.

La carga de trabajo es distinta por juez y por zona, pero los civiles son los más saturados, pues tan solo en 2017 la mitad de los 247 mil asuntos iniciados el año pasado correspondieron a esa materia, una tercera parte al área familiar y otro 7.5 por ciento a la penal.

Con la distribución que tiene el Poder Judicial la tendencia de asuntos es similar, no así la complejidad de cada uno. Ecatepec, Texcoco, Tlalnepantla y Toluca se reparten los expedientes, con un promedio de 64 mil a 68 mil por región, es decir: de 25 a 27 por ciento, con la tendencia más alta para Tlalnepantla.

En números exactos, el TSJEM cuenta con 390 jueces que tuvieron a su cargo 247 mil 832 asuntos radicados en primera instancia.

Aunque el número de magistrados no es muy distante, pues cuenta con 54, es decir: dos por cada 621 mil 818 habitantes, la cifra está muy alejada de la tendencia internacional, e incluso de lo que ocurre en entidades vecinas como la Ciudad de México, la cual tiene menos asuntos, menos población, pero cuenta con más recursos.

Los magistrados mexiquenses atendieron 13 mil 794 tocas radicadas en segunda instancia, lo cual equivale a 255.4 por cada una durante los 365 días del año.

 

USUCAPION Y DIVORCIOS, LA MAYOR DEMANDA

Hay casos que logran resolverse a través de la mediación, que lleva 15 años de vida en la entidad: aproximadamente el 8 por ciento, es decir: 9 mil 126 casos, pero esa figura no opera en todos los casos y se concentra en la rama familiar, civil, mercantil, de mutuo respeto, entre otros donde cabe la posibilidad de dirimir el conflicto de frente.

La división de casos por materia indica que más de la mitad son de tipo civil, donde el usucapión representa la mitad de asuntos; seguido de los casos familiares con 34.62 por ciento del toral, donde sobresalen los casos de divorcio incausado y en tercer sitio lo penal, con el robo con una frecuencia de casi cuatro de cada 10 hechos.

En la parte penal, en mil 902 asuntos se dictaron sentencias condenatorias y sólo seis absolutorias, pero en otros 2 mil 554 casos el Poder Judicial era incompetente, hubo sobreseimiento o alguna otra razón. Otras 2 mil 829 resoluciones fueron condenatorias y mil 214 favorables al inculpado. Destacan 28 sentencias condenatorias por feminicidio y 10 por trata de personas, con privación ilegal de la libertad de hasta 70 años.

Ante la carencia de personal y la carga de trabajo la apuesta es el uso de la tecnología. El magistrado Sergio Medina mencionó que incorporándola a todas sus pares se podría disponer de un 20 o 30 por ciento para otros asuntos, por lo cual han invertido en el Complejo de Telepresencia, un referente a nivel nacional para aligerar  el área procesal y lograr una justicia más expedita.

Con el nuevo sistema ya llevaron a cabo el primer divorcio virtual, el primer peritaje a distancia y un trámite internacional de restitución de menores de diferentes países que de otra manera habría tardado muchos meses y generado una serie de trámites que dificultan el avance programado.

Como parte de este trabajo en línea está el juzgado de 24 horas: con jueces ocultos, especializados en órdenes de cateo y aprehensión, donde en menos de seis horas se resuelve cada petición. El año pasado atendieron 2 mil 541 peticiones para revisar inmuebles y 3 mil 316 para detener a igual número de personas que pudieran estar vinculadas con algún delito.

El sistema oral también permite avanzar en cada caso que llega al Poder Judicial, pero todavía tienen 80 juzgados entre penales, de ejecución de sentencias, civiles, de cuantía menor y mixtos que siguen en el sistema tradicional, esto es: el 34.63 por ciento de los 231 existentes.

Por la vía oral hay 151 juzgados, donde ya está todo lo relacionado con la parte familiar, mercantil y de adolescentes, pero falta dar un paso más en otras áreas.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

EDOMEX: LA ENTIDAD MÁS RICA DEL PAÍS

Siguiente publicación

BLOQUES DE COMPETITIVIDAD: IGUALDAD MATERIAL