0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

El presupuesto del Estado de México volvió a colocarse este 2018 como el más alto de todo el país, incluso por encima de la Ciudad de México que tiene 31 por ciento menos recursos. 2.5 veces superior a Veracruz, 2.8 más que Jalisco y tres veces arriba de Nuevo León.

Sin contar con los excedentes que año con año recibe del gobierno federal, con los cuales el gobierno estatal incrementa hasta en un tercio sus recursos anuales, el presupuesto autorizado en esta ocasión asciende a 280 mil 706 millones 179 mil 11 pesos que le posibilitan gastar un promedio de 32 millones de pesos cada hora.

Por si sola, la entidad manejará el 14 por ciento de la riqueza estatal. Su disponibilidad económica representa lo mismo que manejan juntos los estados de Baja California Sur, Campeche, Colima, Tlaxcala, Aguas Calientes, Morelos, Nayarit, Quinta Roo, Yucatán, Durango, Zacatecas, sumados a dos tercios del presupuesto de Querétaro.

En la anterior infografía se puede observar el tamaño de la riqueza de la entidad más poblada de México y la diferencia que guarda con el resto del país. Esto de acuerdo a un seguimiento informativo de los acuerdos dados a conocer en diciembre pasado por los congresos de cada entidad federativa.

LA REPARTICIÓN DEL PASTEL

La distribución del presupuesto lógicamente se carga al Poder Ejecutivo por tamaño y responsabilidades, con más de la mitad de los recursos, al tener 158 mil 411 millones de pesos, luego siguen los organismos y las entidades paraestatales con 104 mil 67 millones. En tercer sitio están los órganos autónomos, como la UAEM, el Instituto de Transparencia, la Comisión de Derechos Humanos y el Instituto Electoral.

Al Poder Judicial le corresponden 3 mil 553.2 millones de peso y al Legislativo la mitad de este último con mil 817 millones de pesos. Cada uno determina cómo y en qué gastar esos recursos durante el año.

 

A EDUCACIÓN EL 39 POR CIENTO

De lo que corresponde al Ejecutivo 108 mil millones de pesos se distribuyen en las dependencias, donde la Secretaría de Educación consume el 39 por ciento por el tamaño de la plantilla de profesores y otras necesidades del sector.

A continuación se puede observar a las dependencias con mayores recursos:

 

53 MIL 866 MDP PARA SALARIOS

El tamaño de la burocracia mexiquense hace que la mitad del dinero sea destinado para pagar salarios a quienes laboran en el sector central y que año con año incrementen los recursos destinados a gasto corriente.

Hasta septiembre del año pasado estaban dados de alta en la nómina del Poder Ejecutivo 334 mil 80 servidores públicos, de los cuales 213 mil 242, es decir 63 por ciento, pertenecen al magisterio, incluyendo a 130 mil 938 docentes de plaza-jornada y 58 mil 219 de horas clase.

Entre otros montos destacados en este presupuesto están  5 mil 526 para la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), encargada de atender a más de 80 mil alumnos en su formación de nivel medio superior y superior, así como 940 millones de peso como prerrogativas para el sostenimiento de 10 partidos políticos y la búsqueda de votos.

Para la deuda pública se van a destinar 8 mil 251 millones de pesos, pero de estos sólo 3 mil 754 son para amortizar el crédito, es decir para reducir el monto comprometido, los otros 4 mil 496 millones son para intereses, lo cual evidencia el tamaño del costo de haber pedido prestado a varios años.

A esto se suma un pago anual de 2 mil 412 millones de pesos para los llamados Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), unos compromisos financieros que se contrajeron desde el sexenio de Enrique Peña, pero que no son reconocidos como deuda, aunque si representan un compromiso ineludible mayor que la inversión que hizo la iniciativa privada en un par de hospitales y vialidades, en las que por cierto se comprometieron a tener en buen estado, iluminadas, con señalamientos durante 20 años, sin que hasta el momento se vea la diferencia entre una vialidad-PPS y una estatal o municipal. Los baches lo dicen todo.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

LOS PODERES LEGISLATIVOS DE LOS ESTADOS

Siguiente publicación

TELEPRESENCIA, LA APUESTA