2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Por primera vez en la historia de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), el informe de labores se entregó a puerta cerrada al Consejo Universitario y  el mensaje del rector Alfredo Barrera Baca fue grabado y transmitido a través de las redes sociales.

La ola de denuncias por acoso, hostigamiento sexual  y violencia de género al interior de la máxima casa de estudios, desplazó el recuento de acciones por un discurso dirigido a la comunidad universitaria para que consideren el costo social de una eventual confrontación, sin dialogo, legalidad ni justicia.

En total cinco facultades pararon actividades en espera de respuesta a sus demandas: Ciencias de la Conducta, Ciencias Políticas y Sociales, Artes, Humanidades y Arquitectura y Arte; mientras, otras 10 y un Centro Universitario acordaron en asamblea luchar por erradicar y castigar la violencia de género sin interrumpir actividades.

El saldo hasta el viernes 28 de febrero eran decenas de tendederos con acusaciones generales y particulares, con 107 denuncias, de las cuales 49 señalan el nombre y apellido de los agresores, sobre quienes pesarán sanciones acordes con la gravedad de cada demanda.

Hasta el momento han despedido a seis académicos, siete más están suspendidos, cuatro se formalizaron como denuncias penales ante el Ministerio Público y se reunieron con la policía cibernética para atender la venta ilegal de fotos íntimas de estudiantes de la facultad de Ciencias de la Conducta y bajar de la nube toda esa información.

Previo a estos movimientos separaron de su cargo a 16 maestros involucrados en denuncias graves y cuatro más renunciaron por la vergüenza de su conducta.

UAEM NO SERÁ MÁS TESTIGO MUDO

La casa verde y oro, dijo el rector, no puede ser mudo testigo de la violencia de género, la cual se expresó abiertamente en diciembre pasado por el asesinato de una trabajadora universitaria a manos de su ex pareja.

A partir de entonces, agregó, se han entablado reuniones con las universitarias y se han ido cumpliendo cada uno de los compromisos hasta que el 21 de febrero fue tomada la Facultad de Ciencias de la Conducta para denunciar a un alumno de esa facultad por distribuir fotos de sus compañeras en internet.

“Ante esta oleada de reclamos contra la violencia de género hemos respondido como los universitarios lo sabemos hacer, escuchando con atención, abriendo canales de diálogo, atendiendo las legítimas demandas de las comunidades universitarias y actuando contra los acosadores”.

Se comprometió a brindar acompañamiento y atención psicológica a las alumnas afectadas y a garantizar su seguridad e integridad en los espacios universitarios.

Alfredo Barrera consideró necesario luchar contra hábitos patriarcales que han entrado en crisis en un momento histórico en el que las mujeres no están dispuestas a temer más por su vida ni a existir en la desesperanza de saber que su trabajo es menos valorado que el de los varones.

Ante estas necesidades pidió tolerancia sin olvidar los delitos o las conductas indebidas, dejando que la ley se aplique para evitar la violencia y garantizar un clima de respeto y justicia.

En eso estamos afanados sin demora y con un punto de arribo cierto: no a la violencia en ninguna de sus expresiones y sí a la unidad y la reconciliación de nuestra Universidad.

“Hacemos este llamado a la unidad y solidaridad universitaria porque no podemos dar la espalda a la creciente violencia contra las mujeres mexiquenses porque debemos trabajar juntos desde la creación artística, el desarrollo científico y tecnológico, la educación y la formación de la sociedad, pero no podemos hacer nuestras tareas, ni ayudar a la sociedad desde la división y la confrontación” añadió.

La transformación, subrayó, no se puede lograr desde la fragmentación y la confrontación, por lo cual convocó a la comunidad a reconocer las fallas en todos los renglones, a formalizar las denuncias a pensar en el costo social de la división, la fractura y el choque.

LAS CIFRAS DEL ÚLTIMO AÑO

La UAEMex está conformada por casi 100 mil universitarios. La matrícula creció en el último año en 4 mil 429 alumnos, cuenta con 167 licenciaturas reconocidas que la convierten en la segunda institución con más opciones en el país, desde donde se llevan a cabo 687 proyectos de investigación, muchos de ellos con impacto internacional.

Esta casa de estudios tiene a 580 estudiosos en el Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, con lo cual se ubica en la quinta posición nacional de las 35 universidades públicas estatales.

Dio a conocer que el programa de ahorro y contención del gasto permitió una economía por 107.9 millones de pesos; además generaron ingresos por 37.2 millones por proyectos productivos.

Pagaron mil 679 millones al ISSEMyM y firmaron un convenio para solventar su deuda y se pusieron a corriente en el pago de impuestos estatales y federales, con lo cual la UAEMex está a punto de recuperar su salud financiera.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS: SU CONTRIBUCIÓN A LA DEMOCRACIA

Siguiente publicación

¿CÓMO EVITAR LA VIOLENCIA A TRAVÉS DE LA PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES?