10
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: ML

INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

La Legislatura mexiquense alista la elección del nuevo auditor superior del Estado de México.

Después de que el ex titular del Órgano Superior de Fiscalización de la entidad (OSFEM), Fernando Baz renunciara al cargo desde agosto del 2019 viene el reto de elegir a quien lo suplirá.

El nuevo auditor, de acuerdo con la ley, debe ser un personaje que no haya ocupado cargos de titularidad de dependencias en los últimos tres años, ni de organismos autónomos. Tampoco debe haber sido dirigente de partido político.

Con las últimas reformas hechas por los diputados se permite que un ex legislador pueda ser titular del ÓSFEM.

El o la nueva auditora deberá tener un perfil especializado: egresado de carreras de Derecho, Contaduría, Economía, Administración Pública, Administración de Empresas o alguna con experiencia de contraloría y en transparencia y rendición de cuentas.

También tener experiencia mínima de cinco años en esas áreas, así como en materia de control, auditoría financiera y evaluación.

El auditor superior es un cargo clave, y parte del Sistema Estatal Anticorrupción, encargado de encabezar las acciones de fiscalización a los recursos públicos y de detectar posibles malos manejos.

Cada año lleva a cabo auditorías a las dependencias estatales y a los entes municipales, a obras que se realizan y al cumplimiento de metas establecidas.

La convocatoria prevé que el registro podría ser del 13 al 17 de enero, pero ello dependerá de la fecha en que se publique en Gaceta de Gobierno.

Durante la sesión de comisiones para emitir la convocatoria no se presentaron legisladores de las bancadas del PRI, PAN, ni del PRD.

El coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso local, Maurilio Hernández, pidió que quienes no asistieron den la cara al pueblo y expliquen su ausencia y su resistencia a los cambios. Advirtió que el tema no se lo “sacaron de la manga”, pues tienen mucho tiempo trabajando en él y requieren nombrar al nuevo titular del OSFEM.

Por su parte el coordinador del PRI, Miguel Sámano Peralta, aseguró que no están en contra de la transparencia y la rendición de cuentas, sino de “las formas” porque este asunto no pasó por la Jucopo donde se atienden todos los temas y faltó tiempo para analizar la propuesta de convocatoria.

OSFEM: SIN OBSERVACIONES IMPORTANTES

El auditor superior es titular de una dependencia del Poder Legislativo mexiquense; sin embargo, por años fue señalado como cercano al Gobierno estatal en turno, respaldado por la mayoría priísta que hasta la Legislatura anterior tenía el control del Congreso local.

Hubo señalamientos de la oposición que, desde el OSFEM, en algunas campañas, se filtraron documentos de ex alcaldes y ex diputados para iniciar una guerra sucia en su contra.

Por primera vez podría venir la elección de un auditor distinto: un actor independiente al gobierno estatal en turno que pueda hacer un trabajo autónomo e imparcial, como ha ofrecido la nueva mayoría de Morena para sacar adelante un órgano que también ha sido cuestionado por legisladores morenistas, como Valentín González, de tener auditores que piden dinero en los municipios y de realizar revisiones “a modo”.

El procedimiento para elegir al nuevo auditor, según la Ley de Fiscalización estatal, establece que la Comisión de Vigilancia del OSFEM debe emitir una convocatoria pública abierta para después revisar las propuestas, entrevistar a los aspirantes, evaluarlos, y de ahí, sacar una terna que enviará a la Junta de Coordinación para que se turne al pleno, donde se votará para elegirlo con el voto de las dos terceras partes.

En esta ocasión el nuevo auditor superior durará en su cargo cinco años porque le toca concluir el periodo de Fernando Baz; tendrá la obligación de entregar el informe de las Cuentas Públicas 2019: el segundo año completo del gobernador Alfredo del Mazo.

Se prevé que la elección se hará en este mes de enero.

El presidente de la Comisión de Vigilancia, Tanech Sánchez ha anunciado que no habrá recomendados y buscarán al mejor perfil.

También el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura mexiquense, Maurilio Hernández ha señalado que todo el proceso será transparente y quienes cumplan con los requisitos podrán registrarse.

Una vez con nuevo titular del Órgano Superior electo, los diputados han anunciado que vendrá una reestructuración de esa institución, a fin de revisar a los auditores y a los directores de área.

Posteriormente se revisará y actualizará por completo la Ley de Fiscalización para hacer ajustes de fondo, donde se prevé evaluar cada año al nuevo titular y si es necesario destituirlo del cargo.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

PENDIENTES DE ACLARAR 125 MIL 615.2 MDP EN MUNICIPIOS

Siguiente publicación

ACIERTOS Y DESACIERTOS LEGISLATIVOS