3
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Ante los resultados electorales obtenidos el pasado 6 de junio por parte del Partido de la Revolución
Democrática (PRD) en el país, y sobre todo en el Estado de México, donde perdió sus principales bastiones, dirigentes, ediles, consejeras y consejeros y representantes populares pidieron la salida del presidente, Cristian Campuzano y una reestructuración de esa fuerza política.

A través de un desplegado llamaron a una “severa reflexión”, donde se antepongan los intereses del partido por encima de cualquier corriente o particular.

Admitieron que la preferencia ciudadana hacia el sol azteca en la entidad vive su momento más álgido, pues apenas lograron el registro por un 0.7 por ciento adicional al porcentaje exigido, y aún cuando tendrán más integrantes en su grupo parlamentario del Congreso local, la ciudadanía les hizo un fuerte llamado de atención.

Por ello, advirtieron, están obligados a realizar diversas acciones, entre ellas el relevo de la presidencia, pues si cometen más errores podrían perder el registro, por lo cual requieren iniciar un nuevo rumbo.

“Lo que nos obliga a dar un giro en la construcción de una ruta crítica clara, sólida y de fortalecimiento,
la cual, sin lugar a duda atraviesa por el relevo inmediato de quien encabeza la Dirección Estatal
Ejecutiva, con la finalidad de darle un nuevo brío a los trabajos de reconstrucción estructural y de
línea política.

“No hay tiempo para más errores, pues el precio sería entregar el registro que costó años de lucha de
los distintos movimientos sociales que convergieron para fundar el PRD. Es momento de asumir
responsabilidad política de la dirigencia y ceder la estafeta a un nuevo dirigente avalado por la
amplia mayoría de nuestro instituto” señalaron cerca de 200 autoridades electas, en funciones, consejeros estatales y liderazgos.

Incluso, apuntaron que hacen el llamado no como una antorcha para encender la hoguera de un juicio
sumario; sino como punto de partida a la construcción de un nuevo rumbo, “con unidad y una ruta
compartida”, pues el PRD los necesita a todos y la sociedad a un partido de izquierda democrática comprometido con las libertades, las instituciones y la justicia social.

“Solo una dirigencia con legitimidad política, capacidad de conectar con la ciudadanía más allá de la
militancia y una clara visión sobre el horizonte de nuestro partido podrá hacer de nuestro instituto
político uno que esté a la altura política del momento, que ofrezca el reclamo social por políticas
públicas de izquierda que resuelvan las profundas desigualdades sociales que laceran a nuestra
entidad y ofrezca alternativas de desarrollo y un modelo de gobierno progresista que sea puntal de
la renovación política que tanto ansían los mexiquenses.

“Por lo que, a través de esta manifestación pública, sabedores que todos los asuntos de un partido
político son de interés ciudadano, hacemos una petición para que se llame al Consejo del Partido de
la Revolución Democrática con la finalidad de llevar a cabo una renovación inmediata de la
presidencia de la Dirección Estatal Ejecutiva”.

La dirección, advirtieron, debe ser una fiel representación de la militancia de ese partido y de todas las fuerzas políticas que lo componen para enfocar baterías en la reconstitución de su alternativa ideológico-programática para la ciudadanía mexiquense y brindarle soluciones que demandan en el corto y largo plazo.

El secretario general del PRD, Javier Rivera Escalona, acusó cerrazón del presidente, pues no cumplió con convocar al Consejo para presentar el balance, por lo cual la mayoría de consejeras y consejeros lo solicitaron formalmente a la mesa directiva de ese órgano.

Dijo que darán un plazo de tres meses para reestructurarse, para que en este año queden totalmente renovados, desde las dirigencias municipales, hasta la estatal, con una clara visión ideológica rumbo a la renovación de la gubernatura, a la cual deben acudir fortalecidos para no desaparecer del escenario estatal.

Confió que el cambio se pueda dar de manera pacífica, por los cauces legales y anteponiendo intereses personales o de grupo, a los del PRD mexiquense. 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

LA PRECARIEDAD DEL PERIODISMO EN MÉXICO

Siguiente publicación

Crisis perredista, el CPC y temas polémicos legislativos