Opacidad, candidaturas, convocatoria IEEM y parálisis legislativa

 Opacidad, candidaturas, convocatoria IEEM y parálisis legislativa

OPACIDAD 

Aun cuando hay avances innegables en materia de transparencia y de acceso a la información pública, en muchos aspectos en el escenario político mexiquense priva la opacidad.

Hay temas que son de interés público y que deberían darse a conocer, pero los distintos actores prefieren guardarlos.

Ejemplos hay varios: la lista de programas sociales que por primera vez en años en el Congreso local no se leyeron para saber exactamente cuáles se mantienen en campañas y cuáles se suspenden.

Otros ejemplos son la reciente entrega de la Cuenta Pública 2020 por parte de la Secretaría de Finanzas a la Legislatura local y el informe anual de actividades del fiscal general de justicia.

Normalmente hay transmisiones de los temas que consideran importantes, pero esta vez no fue así.

En el Ejecutivo tampoco se ha publicado el avance en la entrega de los programas sociales, documento que se envía a la Legislatura y tradicionalmente se hace público en gaceta de gobierno; tampoco los protocolos para las campañas que fueron entregados por la Secretaría General de Gobierno a los partidos.

En las fuerzas políticas tampoco llega la transparencia: primero incumplen con las obligaciones señaladas en la ley; además hay nombres de candidatas y candidatos que se han reservado en partidos como Morena, PVEM, Nueva Alianza y en las coaliciones y pese a que ya se registraron, no se han dado a conocer.

Por si fuera poco, organizaciones sociales y civiles se unieron para pedir a las y los candidatos a diputados federales publicar datos mínimos para saber quiénes son y sus antecedentes, pero hasta ahora solo lo han hecho 31 en el país y una abanderada en el Estado de México.

Es urgente exigir transparencia, saber por quiénes votaremos el seis de junio. Ellas y ellos quieren tu voto; exígeles transparencia.

CANDIDATURAS

La democracia no termina de aterrizar ni en el país, ni en el Estado de México. Las candidaturas volvieron a definirse por unos cuantos, e incluso por la suerte y al azar.

El pretexto en esta ocasión fue la pandemia; en otras han sido las coaliciones, el riesgo de quebrantar la unidad o la falta de tiempo, pero el resultado siempre ha sido el mismo: insatisfacción de la militancia en los partidos.

Las listas de aspirantes plurinominales, es decir, de quienes sin necesidad de hacer campaña tienen una curul segura en la siguiente Legislatura incluye a dirigentes y a “consentidos” y “consentidas” en los distintos partidos. Los líderes se reservaron espacios.

En las listas se han colado de todo: quienes van de un partido a otro en busca de cargos; quienes se han eternizado en el poder, caciques, operadores políticos, familiares, gente sin experiencia y sin formación, y pocas personas con trabajo y con resultados.

En la mayoría de las fuerzas ha habido inconformidad, y se han registrado algunos rompimientos y acusaciones de que no se tomó en cuenta a la militancia.

Llueven y lloverán encuestas: algunas reales, otras en beneficio de quienes las financien, pero la realidad se verá el seis de junio.

Y pese al descontento y a la desconfianza ciudadana es necesario tener claro que alguien ocupará los cargos, así que es importante conocer los perfiles y participar en la jornada del seis de junio.

CONVOCATORIA IEEM

El INE volvió a emitir la convocatoria para la presidencia del IEEM; sin embargo en un primer momento no garantizó la alternancia de género, ni la llamada paridad en todo, pues abría la puerta a que los hombres pudieran registrarse.

Sin embargo corrigieron y decidieron lanzar una convocatoria que contempla solo a mujeres.

Llama la atención que ninguna de las aspirantes del Estado de México llenó las expectativas de los y las consejeras electorales nacionales, a pesar que varias mostraron mejor desempeño que quienes fueron electas y electos en otros órganos del país.

Había Maestras y Doctoras en Derecho con años en la actividad electoral, docentes de universidades nacionales, ex asesoras de consejeros nacionales de la época de oro del Instituto, pero a todas les pusieron un “pero”.

Las evaluaciones resultaron totalmente subjetivas, pues pese a tener siete o hasta 15 años en el ámbito electoral, a varias las calificaron con 5; en la participación en actividades sociales y cívicas, a gente que encabeza organizaciones sociales desde hace décadas, les dieron 2.5 de 10 puntos, y lo más grave: a muchas las reprobaron en profesionalismo e integridad.

¿Bajo qué argumentos o pruebas reprobaron a alguien que no ha tenido manchas en su expediente? 

¿Quienes tienen el poder de decidir hoy están en el nivel de la perfección?

PARÁLISIS LEGISLATIVA

En la práctica, el Congreso del Estado de México prácticamente quedó semi paralizado desde el pasado 20 de abril, aunque seguirá sesionando la Diputación Permanente.

La actual Legislatura había mostrado una tendencia distinta a las anteriores, pues estableció otro ritmo que incluía sesionar dos veces a la semana.

Haciendo uso de sus derechos, ocho de cada 10 diputados y diputadas busca la reelección o alguna otra candidatura, incluso en el partido que hace años dijo estar en desacuerdo con la elección consecutiva. 

Formalmente Morena no modificó sus estatutos, en el último momento dijo que ese tema no estaba contemplado en sus documentos y dió luz verde a ediles y legisladores para la reelección.

El Congreso tiene pendientes de análisis unas 500 iniciativas y puntos de acuerdo y todo indica que varios temas de gran trascendencia se quedarán en el tintero: la nueva Ley del ISSEMyM, tipificar la retención de cuotas del ISSEMyM, la eliminación del fuero, la reducción del financiamiento a los partidos políticos, incluso la nueva Constitución.

 

Marcaje Legislativo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post