7
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO E INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNANDEZ

DETECTA ASF OBRAS DE MALA CALIDAD

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) nuevamente encontró inconsistencias en las obras del Tren Interurbano México—Toluca, está vez en la construcción de talleres y cocheras en territorio mexiquense, entre ellas: pagos indebidos por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y la recepción de obras de mala calidad.

Los posibles daños al erario -según la primera entrega del informe de la Cuenta Pública 2018- ascienden a 38 millones 745 mil pesos y la principal causa fue la falta de supervisión en la ejecución de los trabajos; por lo cual la ASF pide justificar los pagos e iniciar procedimientos administrativos a servidores públicos.

Durante la última entrega del informe de la Cuenta Pública 2017 la ASF detectó que la SCT hizo pagos indebidos por 745 millones 476 mil pesos, ya que tampoco se consideraron costos básicos contenidos en el contrato, encontró encarecimiento de materiales, mala calidad en la ejecución de algunos trabajos y que no se habían liberado los derechos de vía para la construcción de las obras, pues faltaba la negociación con nueve propietarios.

LA REVISIÓN A COCHERAS Y TALLERES

El contrato revisado por la ASF fue el DGTFM-02-16 al contratista Construcciones Rubau, S.A.; Ciacsa, S.A. de C.V.; MMMEX, S.A. de C.V.; Sampol Ingenierías y Obras México, S.A. de C.V.; y Grupo Electro Costa, S.A. de C.V.

La revisión incluye los trabajos de talleres y cocheras, el edificio administrativo, edificios secundarios, fabricación, suministro de instalaciones fijas y equipamiento general de cada taller, el suministro de vehículos auxiliares de vía, áreas de estacionamiento, jardines, urbanización en general y puesta en servicio.

Encontraron que la SCT recibió los trabajos sin tomar en cuenta que no se concluyeron y presentaban incumplimientos de las especificaciones particulares de construcción y de las normas de calidad.

Acreditó que no se realizó una correcta planeación y coordinación de las obras y de los servicios, ni se contó con el proyecto ejecutivo completo, previo al inicio de los trabajos, una incorrecta integración de tres precios fuera de catálogo en trabajos de excavación, formación de capa de capilaridad y recubrimiento primario y acabado del acero estructural.

También hubo diferencias de volúmenes y mala calidad en la ejecución de los trabajos de las calles Guadalajara y Barbabosa, ajuste a los costos indirectos, sin que se acreditara la totalidad del tiempo que la contratista permaneció en el sitio de los trabajos y la falta de sanciones a la contratista por incumplimiento en el programa pactado para la conclusión de los trabajos.

OBSERVACIONES

Entre los posibles daños que se presumen destacan:

  • 4.768 millones por el pago no previsto en el catálogo original de la construcción de capa rompedora de capilaridad, pues fue mayor al básico de concurso; se da cuenta de un acarreo con una distancia mayor a la que señal el mapa al banco La Escondida.
  • 1 millón 927 mil 584 pesos por pagos de la aplicación de primario y pintura en taller u obra de estructura metálica porque no se respetaron los costos básicos.
  • 5.109 millones por sanciones no aplicadas a la contratista, ante el incumplimiento del programa pactado para la conclusión de los trabajos y por recibir trabajos no concluidos en las vialidades interiores de talleres, cocheras y canalizaciones de instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas y especiales;
  • 4.677 millones en 9 conceptos de obra: en la construcción de terraplenes, en el suministro y colocación de malla geotextil”; en la construcción de capa rompedora de capilaridad; en el trazo y nivelación; en el suministro e instalación de tubería, en el suministro e instalación de pozo de visita; en la capa de terreno natural estabilizada con calhidra, en la carpeta asfáltica, sin verificar la existencia de diferencias entre volúmenes pagados y verificados; trabajos de mala calidad, como el acero y agregados expuestos, losas agrietadas y en algunos casos fracturadas.
  • 13.962 millones por pagos en estimaciones de ajuste de indirectos, sin que se acreditara que la contratista permaneció en el sitio de los trabajos hasta el 15 de marzo de 2018 y por pagar fletes y acarreos de campamentos que no eran procedentes.
  • 8 millones 300 mil pesos por pagos en el concepto no previsto en el catálogo original por excavaciones para estructuras a cielo abierto en el terreno natural o en rellenos existentes.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

ALFREDO DEL MAZO REPORTA INGRESOS POR 6.4 MDP DURANTE 2018

Siguiente publicación

PERDONAN MULTA POR VERIFICACIÓN A QUIEN REEMPLAQUE