0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Los diputados mexiquenses acaban de autorizar –por mayoría de votos-  a los 125 municipios de Estado de México la posibilidad de contratar créditos a un plazo de hasta 25 años para tres fines: refinanciar sus deudas, pagar pasivos con instituciones como: ISSEMYM, CFE, CAEM, Hacienda y el gobierno del estado, e incluso inversiones productivas, es decir: realizar obras públicas.

La decisión generó críticas de algunos legisladores y de economistas como Victorino Barrios, quien calificó esa medida como un “despropósito”, mientras diputados de Morena alertaron que avalar más deuda genera riesgos de malos manejos por parte de los ediles. De manera general, falta transparencia en el manejo de las deudas.

La situación financiera de los ayuntamientos mexiquenses, de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Hacienda de los primeros tres meses del año no es nada halagador, arroja cifras preocupantes, entre ellas: las demarcaciones de la entidad–en conjunto- acumulan el segundo monto más alto de deuda en el país con 5 mil 767 millones de pesos y en algunos casos han recurrido a los refinanciamientos para alargar los plazos de pago; por lo cual los montos de las deudas no bajan.

De los 125 municipios de la entidad, en estos momentos 50 están endeudados y varios de ellos con montos que comprometen seriamente su presupuesto por varios años,  en promedio: entre 12 y 20 años. Quienes pidieron dinero dejaron endeudadas a las siguientes cuatro, siete y hasta ocho administraciones. Los pasivos más altos corresponden a los municipios de Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán y Huixquilucan.

Los municipios han señalado que no tienen recursos, afirman que sus participaciones han bajado, según varios legisladores, hasta en un 30 por ciento, y por eso requieren apoyo; sin embargo, algunos académicos les critican que tampoco hacen mucho por aumentar sus ingresos propios; entre ellos, el especialista en materia municipal: Carlos Quintana, quien advierte que los ayuntamientos han caído en “pereza fiscal”, en lugar de actualizar sus padrones y cobrar predial y agua para tener un mayor presupuesto.

El propio contralor y economista, Victorino Barrios criticó que se contratan deudas donde se compromete el futuro de los ayuntamientos, y con eso, también se cubren malos manejos de quienes en anteriores gobiernos aumentaron los pasivos de los ayuntamientos, pues no ha habido denuncias para que se investigue si ex ediles, quienes después podrían haber ocupado otro cargo, incurrieron en alguna responsabilidad por daños a la hacienda pública.

El que los actuales gobiernos municipales puedan contratar deudas a 25 años significa comprometer a las siguientes ocho administraciones; sin embargo, la realidad es que hay casos donde comprometen más de lo que pueden pagar, y al revisar las amortizaciones, en muchos casos se observan deudas sin reducciones porque las autoridades sólo cubren intereses y no amortizan.

En el 2013 se conformó el Programa  Especial  FEFOM para  autorizar a los  125 municipios del Estado  de México a contratar  créditos y/o financiamientos durante  el  período  2013 – 2015,  hasta  por un periodo de 30  años,  destinados a  la restructuración y/o refinanciamiento  de  su  deuda pública existente,  en busca de mejores condiciones financieras.

Sesenta de los 125 municipios se adhirieron a ese programa, pero solo 37 fueron aprobados y obtuvieron financiamientos por casi 5 mil millones de pesos con mejores tasas de interés y mayores plazos. Ahora, con el nuevo aval del congreso, un mayor número de municipios se podría adherir al programa FEFOM, en busca de mejorar las condiciones de sus deudas, pagar algunos compromisos o realizar obras.

 

MUNCIPIOS MEXIQUENSES ENTRE LOS MÁS ENDEUDADOS

Con base en el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), hasta marzo de este año, la deuda de los municipios del país asciende a 47 mil 530.2 millones de pesos, y de esta, 37.81 por ciento está concentrada en los pertenecientes a los estados de: Jalisco, con 7 mil 307 millones de pesos; Estado de México, con 5 mil 767.1 y los de Nuevo León con 4 mil 897.6 millones de pesos.

Todas las entidades del país tienen municipios deudores, los únicos que no están contemplados, porque legalmente no pueden son las demarcaciones del Distrito Federal. Los de menor compromiso financiero son las localidades de Tlaxcala con 23.5 millones e Hidalgo con 98.5 millones; siete más están entre mil 200 millones y 4 mil 600: Tamaulipas, Sinaloa, Guanajuato, Quintana Roo, Veracruz, Sonora y Baja California.

Adicional a esos compromisos destacan los débitos de los organismos municipales de 13 entidades, que en conjunto ascienden a 6 mil 154 millones de pesos. Destacan los de Jalisco con 2 mil 158.8 millones de pesos y los de Puebla con mil 868.2 millones. Los mexiquenses no figuran en esta lista.

Como se puede observar en la siguiente gráfica, los municipios mexiquenses son los segundos más endeudados del país.

 

Loading...

Loading…

UNO DE CADA TRES MUNICIPIOS ENDEUDADO

De los 125 municipios de la entidad 50 están endeudados y varios de ellos con montos que comprometen seriamente su presupuesto por varios años: en promedio, entre 12 y 20 años, pues quienes pidieron dinero hace años dejaron endeudadas a las siguientes cuatro, siete o hasta ocho administraciones.

La mayoría tiene su deuda con la Banca de Desarrollo, sólo hay ocho casos con la Banca múltiple: Cuautitlán Izcalli, Lerma, Metepec, Nicolás Romero, Sultepec, Tecámac, Tezoyuca y Toluca; mientras, Cuautitlán y Ecatepec tienen compromisos con las dos.

Los más endeudados son: Ecatepec con 668.7 millones de pesos, Naucalpan 492.1, Tlalnepantla 443.8, Atizapán de Zaragoza 437 y Huixquilucan 421.2 millones de pesos, pero también son las demarcaciones con mayor presupuesto.

Incluso, hay ayuntamientos mexiquenses que tienen comprometido más de lo que pueden pagar: la cantidad que debe Chicoloapan, por ejemplo, representa el 50.5 por ciento de sus participaciones; la de Santiago Tianguistenco 44.7 por ciento y los casos de Coacalco, Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Huixquilucan  Ixtapaluca, Lerma, Melchor Ocampo, Metepec, Nicolás Romero, Ocuilan, Soyaniquilpan, Sultepec, Tecámac, Teotihuacán, Tepotzotlán, Texcoco, Tezoyuca, Tlalmanalco, Toluca, Tultepec, Villa del Carbón y Zinacantepec presentan niveles de 30 a 36 por ciento, como se muestra a continuación.

 

Loading...

Loading…

PAGAN POCO Y PIDEN MUCHO

En la siguiente gráfica se muestra cómo las peticiones de recursos tienen varias similitudes: se hacen por grupo en el mismo mes y año, al mismo plazo y, por supuesto, con el mismo banco. También es notoria la poca amortización que han hecho hasta el momento, con renegociaciones que sólo permiten evadir pagos fuertes durante el presente, postergando la obligación de pago.

En muchos casos los montos de la deuda no bajan, sólo se cubren intereses pero la suerte principal se mantiene prácticamente intacta, y en los informes que los municipios entregan a la SHCP no informan la tasa de interés y monto que han cubierto; en algunos casos ni siquiera han actualizado las cifras o de plano no se proporcionan a la autoridad federal.

Los bancos consentidos por las administraciones municipales de 2007 a la fecha fueron: Banorte, BBVA Bancomer y Banobras. Los plazos van de 180 a 300 meses, es decir de 15 a 25 años, que en ocasiones se modifican, para tener mayo tiempo para pagar y mejorar los montos de intereses.

El argumento de estas solicitudes de dinero externo es para llevar a cabo proyectos de inversión productiva que en su momento fueron revisados por los diputados locales, quienes en prácticamente todos los casos han dado su visto bueno. Gran parte de los presidentes que pidieron dinero, se convirtieron en legisladores al siguiente trienio o viceversa, por lo cual no se oponen ni cuestionan algo que sienten que les va a beneficiar en algún momento.

La lista siguiente está ordenada por fecha de contratación, a partir de 2007 al primer trimestre de este  2016; no por monto, plazo de pago, ni municipio. Está el caso de Toluca con dos peticiones financieras; el resto sólo tiene una.

 

Loading...

Loading…

CAROS COMPROMISOS

Entre los municipios más grandes y con el monto de deuda más alto está Ecatepec que pidió 250 millones de pesos en 2010, pero no ha informado a Hacienda su estado actual. Nezahualcóyotl, por ejemplo, pidió 300 millones de pesos a 180 meses en octubre de 2014 y en 13 meses sólo ha pagado 2.2 millones de pesos. Tlalnepantla ha pagado 23 millones de pesos en 27 meses, lo cual representa un promedio de amortización de 857 mil pesos cada 30 días.

Toluca tiene dos préstamos con bancos distintos por 300 millones de pesos, pero ya cubrió poco más de la mitad y sólo le resta pagar 130 millones. Naucalpan va muy lento, de 510 millones ha pagado 18 millones en 27 meses y tiene pendientes 492 millones, aunque tiene aún 273 meses para saldar el débito.

Hay casos como Coacalco que está considerado dentro de los grupos de buen nivel presupuestal; no obstante, en 13 meses solamente ha pagado 900 mil pesos; Chalco 1.1 millón de pesos, como si fueran localidades pobres y muy restringidas como el caso de Ocuilan que entregó 300 mil pesos, 200 mil Temascalapa, 900 mil Tianguistenco, entre otros.

En general todos tienen un amplio plazo para pagar, pero también tienen cantidades altas que no pueden cubrir tan fácilmente; menos cuando ya están viendo la posibilidad de contratar nuevos débitos porque no encuentran otra forma de financiar las obras de gran envergadura que requieren sus localidades.

TEXTO E INFORMACIÓN: VIOLETA HUERTA Y CLAUDIA HIDALGO

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

79 INICIATIVAS DE LEY EN CUATRO MESES

Siguiente publicación

SEIS COMISIONES LEGISLATIVAS SIN TRABAJO EN NUEVE MESES