3
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO E INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

El escenario para el 2020 no será el óptimo para los municipios mexiquenses porque ni si quiera lograrán que los recursos crezcan en el nivel de la inflación, sino por el contrario decrecerán en términos reales en 4.1 por ciento, por lo cual deberán hacer mayores esfuerzos para terminar el ejercicio fiscal en números negros.

El monto previsto para los municipios por concepto de ingresos estatales y federales se estiman en 28 mil 764.2 millones de pesos, pudiendo modificarse de conformidad con el monto de la ingresos que se recauden, pero de entrada significan una cantidad inferior a la programada este año, con 29 mil 94.3 millones de pesos, que obligará a las administraciones municipales a apretarse el cinturón.

Estos recursos son la principal entrada de los municipios, en algunos casos representan más de 95 por ciento de su presupuesto, pues sus ingresos por cobro de impuestos y derechos es muy baja, y varios de ellos ya no tienen capacidad de endeudamiento.

El dinero proviene del Fondo General de Participaciones, el Fondo de Fomento Municipal, así como de lo que recauda el gobierno federal y el estatal de Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios, el Impuesto sobre Automóviles Nuevos, el Fondo de Compensación del ISAN, el Fondo de Fiscalización y Recaudación, Gasolinas, el Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos, el Impuesto Sobre la Adquisición de Vehículos Automotores Usados, el Impuesto sobre Loterías, Rifas, Sorteos, Concursos y Juegos Permitidos con Cruce de Apuestas y el Impuesto a la Venta Final de Bebidas con Contenido Alcohólico.

Para cada partida hay reglas de distribución que en su gran mayoría toman en cuenta el factor poblacional, por lo cual siempre los más beneficiados son los más grandes, como es el caso de Ecatepec que tendrá oportunidad de recibir 2 mil 400.2 millones, Naucalpan mil 881.8, Nezahualcóyotl mil 357.7, Tlalnepantla mil 758.4 y Toluca mil 462.2 millones de pesos.

En estos casos los ingresos propios son más grandes que en el resto de la entidad, logrando presupuestos anuales de entre 4 mil y 5 mil millones de pesos con los cuales atienden las necesidades de sus habitantes.

Del lado contrario están varios municipios de corte rural y mucha menor población, donde prácticamente sobreviven con las participaciones y aportaciones federales y estatales. Tal es el caso de Texcalyacac que en 2020 tendría el monto más bajo, de 30.7 millones de pesos.

Similar a este municipio, con entre 30 y 40 millones de pesos durante todo el año estarían: Papalotla, Zacazonapan, Mexicaltzingo, Ayapango, Atizapán, Ecatzingo, Nopaltepec, Ixtapan del Oro, Almoloya del Río  Cocotitlán, Otzoloapan, Tonanitla y Santo Tomás.

Por eso el interés de varios municipios para que se modifiquen las reglas de operación y aumenten de 4 mil a 5 mil millones de pesos el Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal (FEFOM), porque les significaría un alivio presupuestal al recuperar los 330 millones de pesos que pierden de participaciones y aportaciones y colocarse ligeramente arriba de la inflación esperada para el siguiente año.

A continuación se muestran los montos que los 125 ayuntamientos recibirían de participaciones estatales y federales durante el 2020, de acuerdo al proyecto que analizan los diputados locales. Sólo faltaría identificar los ingresos propios en cada caso para determinar el presupuesto y capacidad económica de cada localidad, para el siguiente ejercicio fiscal:

Loading...

Loading…

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

PRI PRESENTÓ 35 PROPUESTAS LEGISLATIVAS

Siguiente publicación

LISTAS LAS RECOMENDACIONES SALARIALES PARA EL 2020