0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Los poderes legislativos del país son los que menos recursos públicos ejercen, en comparación con los montos que maneja el Poder Judicial o el Poder Ejecutivo de cada entidad, pero son los únicos con horarios flexibles de trabajo donde las jornadas anuales llegan a ser de sólo 155 días formales, en los cuales apenas y están obligados a acudir al pleno unas 20 ocasiones.

De acuerdo a una revisión que hizo MARCAJE LEGISLATIVO a las leyes de egresos de las 32 entidades del país, este año presupuestaron, en su conjunto, alrededor de un billón 690 mil millones de pesos, de los cuales los congresos recibieron poco más de 16 mil 240 millones que apenas representan el 1 por ciento del total de la riqueza estatal.

En teoría el Poder Legislativo de la Ciudad de México es quien tuvo el presupuesto más alto de este ejercicio fiscal con mil 820 millones de pesos y el Estado de México está en segundo lugar con mil 581.2 millones de pesos, pero en la práctica la Legislatura mexiquense es la más rica, con más de mil 945.5 millones de pesos.

A la cantidad original de la entidad mexiquense se deben sumar los 177 millones de pesos del Órgano Superior de Fiscalización y los 187.5 del Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC), que ejercen directamente los diputados, bajo la supervisión y control del Ejecutivo, contrario al espíritu constitucional de la sana división de poderes.

Congruentes con el tamaño de las entidades Veracruz podría estar en la tercera posición pero no, es Jalisco, seguida de Chihuahua, Michoacán, Sonora, Veracruz, Guanajuato, Oaxaca y Baja California, como se muestra en la siguiente infografía.

Por capacidad presupuestal es lógico que Jalisco esté en el tercer sitio, al manejar ingresos totales de 90 mil 466 millones de pesos. Quien sorprende que esté en la quinta posición, seguido de Chihuahua es Michoacán, pues con un presupuesto de 59 mil 34 millones destina el 1.30 por ciento a su Poder Legislativo; mientras, Nuevo León, con 77 mil 771 millones sólo da el 0.61 por ciento de sus recursos a los diputados locales.

Oaxaca, un estado con graves problemas de pobreza y con menos presupuesto destina más dinero a sus legisladores que Nuevo León. De 60 mil 495 millones le da 605 millones a la Legislatura y 73 millones a la Auditoria que en conjunto equivale a 1.1 por ciento.

Los porcentajes del presupuesto legislativo en las entidades no superan el 2 por ciento en ningún caso. El más alto, en proporción a su monto de ingresos estatal, es Morelos con 1.92 por ciento al otorgarle a su Legislatura 395 millones de una bolsa total de 20 mil 491.8 millones de pesos.

Con el nivel más bajo está Chiapas con 0.33, Coahuila 0.39 y Tamaulipas 0.49 por ciento. La media está en la capital mexicana y Guerrero con 1 por ciento y un poco arriba Colima, Jalisco, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí y Campeche. Aguas Calientes destina el 0.95, Guanajuato 0.88, Yucatán 0.87, Sinaloa 0.86 y Tabasco 0.83 puntos porcentuales.

Pocas entidades etiquetan recursos para su órgano fiscalizador. Estos casos son: Colima con 41 millones, el Estado de México 177 millones, Nuevo León 180, Oaxaca 73, Quintana Roo 110, San Luis Potosí 169, Tamaulipas 76.3, Yucatán 132 y Puebla 138 millones para fiscalización. En los dos últimos casos los órganos tienen cifras similares a la Legislatura, en el caso de Puebla son 144 millones y para Yucatán 192 millones de pesos.

El monto de recursos legislativos de Aguas Calientes es de 172 millones, 563 para Baja California, 212  Baja California Sur, 218 a Campeche, 292 a Durango, 526 en Guerrero, 217 en Hidalgo, 271 en Nayarit, 38.9 en Sinaloa, 234 en Tlaxcala y en Zacatecas 398 millones de pesos.

En ningún caso los salarios, dietas, apoyos o partidas destinadas de manera directa a los diputados son bajos. Los presupuestos legislativos en su gran mayoría son destinados para la partida mil, de ingresos para legisladores, asesores y personal operativo.

CONGRESOSCONMAYORPRESUPUESTO2016
easel.ly

CALENDARIO LEGISLATIVO

El calendario laboral de los Poderes Legislativos que establecen en sus Constituciones y leyes orgánicas es único en el país. Nadie tiene la posibilidad de acudir tan pocas ocasiones a su oficina formal a trabajar, a menos que sea un empelado externo.

Por ley este poder se maneja por periodos ordinarios de trabajo y recesos, pero en ninguno de los dos están obligados a acudir al recinto legislativo, salvo a las sesiones en el pleno y trabajos en comisiones donde es común el ausentismo. Algunas legislaturas consideran descuentos a los faltistas y legalmente después de tres faltas consecutivas injustificadas entra su suplente, lo cual no se ha dado en toda la historia.

La ley queretana establece que los diputados deben sesionar cuantas veces sea necesario, sin tener que cumplir un mínimo. En Tamaulipas arrancan el primero de octubre hasta que se agoten los temas en agenda, sin ir más allá del 15 de diciembre y del 15 de enero al 30 de junio, de manera improrrogable.

La mayoría maneja dos periodos. Tres periodos en el Estado de México con 191 días, Baja California 305, Guerrero 261, Puebla 182 y Yucatán de 226 a 271 si es el año de conclusión.

Otros plazos son: 229 Aguas Calientes, 214 Baja California Sur, 244 Coahuila, 214 Chihuahua, 234 Guanajuato, 270 Hidalgo, 214 Nayarit, 245 Sinaloa, 212 Sinaloa, 205 Tabasco, 243 Tamaulipas, 273 Tlaxcala y Zacatecas 219 días al año.

A continuación se enlistan los congresos con más días oficiales de trabajo y los que tienen menos jornadas laborales al año, lo cual no siempre garantiza más trabajo o eficiencia, sino que en teoría los diputados pueden ser localizados en sus oficinas y pueden dedicarse más al trabajo. Quienes manejan periodos de 365 días no sesionan todas las semanas, pero eso ayuda a evitar el rezago legislativo, un común denominador en estos poderes.

CONGRESOSCONMAYORPRESUPUESTO20162
easel.ly

REPRESENTATIVIDAD

Cada entidad ha fijado el número de diputados que integran su Legislatura, tanto por la vía de mayoría como de representación proporcional. La más grande es el Estado de México con 75 integrantes; también es la que teóricamente representa a más habitantes, hay uno por cada 215 mil mexiquenses.

La segunda con más integrantes es el Distrito Federal con 66, donde cada uno ampara a 135 mil habitantes, luego está Tlaxcala con 51 y Veracruz con 50, donde el primero representa a 25 mil habitantes y el segundo a 162 mil. Lo cual refleja la disparidad entre una y otra Legislatura.

Varias tienen 25 integrantes, como es el caso de Baja California,  Coahuila, Durango, Querétaro, Quintana Roo, Yucatán. En el caso de Morelos, Hidalgo, Nayarit y Zacatecas son 30. Mientras en Campeche y Tabasco hay 35 en cada caso. Y en Michoacán, Chiapas y Sinaloa 40.

Otros números de curules son: Aguas Calientes 27,  Baja California Sur 21, Chihuahua 33, Guerrero 46, San Luis Potosí 27, Sonora 33, Tamaulipas 36, Nuevo León y Oaxaca 42 y los siguientes casos donde se destacan a quienes representan a más habitantes y donde hay menos gente por diputado.

CONGRESOSCONMAYORPRESUPUESTO20163
easel.ly INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

ILEGAL LA DEUDA DE 21 MUNICIPIOS

Siguiente publicación

EDOMEX MANEJARÁ 737.8 MDP DIARIOS