5
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTOS: CORTESÍA PJEM

Durante el 2020, un año azotado por la pandemia, el Poder Judicial del Estado de México logró concluir 66 por ciento de los asuntos en primera instancia y 105 por ciento en segunda, frente a un año 2019 que alcanzó 77 por ciento de efectividad, en condiciones de normalidad.

Estas cifras reflejan que la justicia no se detuvo. De manera global, en primera y segunda instancia, se concluyeron 8.6 asuntos de cada 10 ingresados en todas las materias, gracias al Tribunal Electrónico que sin duda fue la herramienta adecuada para enfrentar los efectos de la pandemia sostuvo el presidente del Poder Judicial mexiquense, Ricardo Sodi Cuellar.

A un año de haber asumido el cargo, el magistrado compareció ante el Pleno del Tribunal Superior de Justicia para informar el estado que guarda la conducción administrativa de este Poder, en medio de la pandemia ocasionada por el coronavirus.

Durante la lectura del informe reconoció que recibió un Tribunal con muchas fortalezas, donde la más importante es su capital humano, servidores públicos que han hecho de la administración de justicia su proyecto de vida y estar al día para desempeñarse profesionalmente.

Lo inmediato en esta administración fue enfrentar la emergencia sanitaria que se desató a sólo dos meses de haber asumido el cargo y cumplir con la implementación de la justicia laboral con medidas sanitarias y distanciamiento social que obligaron a fortalecer el Tribunal Electrónico.

Este primer año, dijo, se ha mantenido fiel a los ejes del Plan de Desarrollo Estratégico 2020-2025:

  • independencia judicial
  • calidad e innovación en los procesos judiciales
  • confianza en la justicia
  • modernización institucional.

Esto, subrayó, ha permitido lograr una buena relación con el Poder Legislativo, presentar las primeras cuatro iniciativas de ley, enriquecer la propuesta de Amnistía y trabajar en la actualización de la Constitución local.

TRIBUNAL ELECTRÓNICO

La pandemia, remarcó el magistrado Ricardo Sodi, aceleró la consolidación del Tribunal Electrónico y varios servicios en línea, logrando la primera adopción y el primer divorcio del país, vía digital, sin descuidar la salud del personal y de los justiciables.

Para ello se fortaleció la unidad de Protección Civil, se llevaron a cabo 972 desinfecciones, se distribuyó material sanitario preventivo, se capacitó al personal de logística, se estableció un calendario de trabajo en función del color del semáforo epidemiológico, cuidando a los sectores vulnerables.

Para activar el servicio electrónico el registro de firmas pasó de 3 mil a más de 94 mil en el año, se llevaron a cabo visitas programadas a todas las instalaciones, se instruyeron protocolos sanitarios, se buscaron acercamientos con 32 organizaciones de abogados para explicarles los alcances del Tribunal Electrónico, se capacitaron a 7 mil personas para el uso de la firma y los servicios digitales y crearon una Unidad de Apoyo Emocional.

Desafortunadamente, indicó, se registraron contagios en 600 servidores, 21 decesos y se tuvieron que aislar a 193 empleados por riesgo de contagio, sin dejar de atender los temas más urgentes.

ALCANCES DURANTE EL AÑO

Pese a la pandemia y a las restricciones para acudir a las oficinas, se concedieron mil 232 pre liberaciones, se atendieron 2 mil 10 demandas por violencia familiar, se otorgaron 9 mil 541 pensiones alimenticias, se dictaron 6 mil 224 sentencias de divorcio y las primeras 101 demandas laborales en sólo dos meses.

Además de mil 790 sentencias de usucapión itinerante, 10 mil 855 convivencias electrónicas, 3 mil 878 sesiones de mediación, se creó la Oficina Virtual de Justicia Restaurativa y se aumentó la oferta de mediación en línea con 4 mil 600 sesiones virtuales efectivas.

Se aceleró la justicia digital, recibieron 119 mil 870 promociones, 6 mil 481 demandas, iniciaron 20 mil 412 juicios en materia penal, 2 mil 411 demandas civiles, 452 mercantiles, 3 mil 602 familiares principalmente por pensiones y divorcios en línea y 16 juicios laborales electrónicos.

Lograron desarrollar 39 mil audiencias virtuales, atendieron 2 mil 225 citas electrónicas, 2 mil 613 órdenes de aprehensión, mil 149 órdenes de cateo, gracias a la existencia de 70 salas para audiencias virtuales y el uso de herramientas tecnológicas.

Recibieron reconocimientos internacionales por sus avances en materia digital, se reconocieron a nivel nacional las piezas que tienen en el Archivo Histórico y se desmantelaron las redes de corrupción que ubicaron al interior del Poder Judicial.

RECONOCEN SU LABOR

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, acompañó vía remota el primer informe de labores del magistrado Ricardo Sodi Cuellar, desde donde reconoció la ardua labor del Tribunal para no ceder y cumplir a cabalidad su responsabilidad de reducir la brecha de impunidad en el Estado de México.

Enfatizó que no puede haber paz sin justicia y en el TSJEM trabajan para garantizarla con principios de igualdad, universalidad y de manera progresiva, sin responder a prejuicios ni distinciones, con verdad, debido proceso y amplia protección a todos.

En tanto, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, celebró que a justicia no se haya detenido, con un servicio moderno y cada vez más humanista, pues a pesar de las dificultades que impuso la pandemia, el Poder Judicial demostró su capacidad, compromiso y liderazgo, apoyado en la tecnología y una nueva cultura de trabajo.

Resaltó que por primera vez en la historia el Poder Judicial mexiquense ejerció su facultad de presentar leyes con cuatro proyectos: la incorporación del juicio especial hipotecario, la mediación obligatoria en materia familiar previa a la etapa contenciosa, la incorporación de pruebas documentales en juicios civiles, la reducción de la edad mínima para ser mediador a partir de los 25 años y no hasta los 30.

El Ejecutivo reconoció la imposición de las más sentencias contra feminicidas, la impartición de la justicia laboral, la posibilidad de acercar la justicia a la población, la emisión de los primeros juicios digitales, el haber concluido el 86 por ciento de los casos en primera y segunda instancia.

Alfredo del Mazo aceptó que existen pendientes y rezagos que obligan a redoblar esfuerzos para que cada mexiquense avance en su proyecto de vida, donde el Poder Judicial es la esperanza de un mejor mañana, fortalece la confianza en las instituciones e impulsa una justicia que nunca se detiene.

En esta ocasión el informe se desarrolló en la sede oficial del Poder Judicial, en presencia del pleno de magistrados e invitados especiales, con las medidas sanitarias recomendadas por la pandemia y el mensaje se transmitió por redes sociales.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

NEZA Y ECATEPEC PERDIERON POBLACIÓN EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Siguiente publicación

CODHEM PREMIARÁ A QUIENES IMPULSEN Y PROMUEVAN LOS DERECHOS HUMANOS