La ciudadanía construye las instituciones

 La ciudadanía construye las instituciones

La propuesta de reforma electoral que se ha enviado a la Cámara de Diputados debe enriquecer y fortalecer a la institución electoral. Después de la entrega de la reforma electoral sólo hemos visto confrontación, descalificaciones y pocas aportaciones de propuestas viables, es lógico que todo partido político, de acuerdo a su fijación en el poder busque el control de las instituciones autónomas, es un claro error de los partidos políticos, lo cual le molesta y no le gusta a la gente.

Los partidos tienen una imagen debilitada ante la sociedad, está por demás que están en crisis, hay carencia de ideas, donde sólo existe el escenario de la descalificación. Todos sin excepción pecan de astutos, resaltando sólo el interés personal, cayendo en la mezquindad.

Creemos que el político debe ser prudente y esto no se ha visto en la mayoría, salvo en pocas excepciones. El prudente aporta, enriquece e impulsa el debate con ideas, para una propuesta integral, los que reaccionan solo descalifican todo intento para descarrilar un debate sobre los temas de fondo.

En conjunto el PRI el PAN y el PRD deben de tener un planteamiento que sea una postura para la cultura de las coaliciones, no solo en la coyuntura de lo político, sino en el planteamiento de fondo que aporte para el fortalecimiento de las instituciones autónomas. Se debe de entender, que la suma de minorías, genera mayorías.

Al Partido Movimiento Ciudadano le toca jugar el papel de partido bisagra ya sea para abrir o cerrar una reforma y ellos saben que juegan ese papel en esa etapa de transición.

De ahí que la reforma electoral debe representarnos un paradigma que fortalezca la vida democrática de este país, no una propuesta que coarte a las instituciones autónomas como el INE y que lo someta a caprichos políticos, e intereses de los partidos que al fin son intereses unipersonales que se convierten en mitos de sal al paso del tiempo y no dejan huella en el paso del oleaje de la historia.

Debatamos las ideas con planteamientos de fondo que generen expectativas para el crecimiento y la participación de la ciudadanía, este es uno de los puntos centrales que propone nuestra corriente socialdemócrata ya que la reforma electoral debe de ir en un sentido constructivo para una democracia más participativa y menos representativa.

Por lo cual nosotros proponemos se enriquezca esta propuesta de reforma electoral contemplando en esas listas de representación proporcional que tanto se han estado discutiendo de cómo se elegirán los senadores y diputados de acuerdo a la propuesta del gobierno de Morena, se contemple el voto diferenciado: lo cual permite que el ciudadano elija directamente al sujeto que está en la lista no importando en que número se encuentre y no solo voten solo por la lista en general, porque estos que van en esta lista, lo decide un partido con el interés de quien se encuentra al frente de este partido, con esta propuesta del voto diferenciado, buscamos que lo elija directamente el ciudadano.

Debemos de reconocer que quien construye la democracia en este y en todos los países del mundo son los ciudadanos y no los partidos políticos, que se han convertido en instrumentos para alcanzar las ambiciones personales y obsesión por el poder sin saber los alcances que esto tiene.

Los que han sido electos creen que la política es personalizar en lugar de construir, para tener una perspectiva política y social ante el ciudadano, que son los que han construido las instituciones no el político, el cual es ególatra y enfermizo de poder, que padece una condición psiquiátrica en la que cree la sociedad le debe todo, por eso está (la sociedad) ha dejado de votar en favor de algo y sale a votar en contra de lo actual.

Debemos ver para adelante, que la autonomía del árbitro electoral es la que garantiza en una elección que el voto se cuente y se cuente bien sin injerencia gubernamental, para que el ganador sea el que dicte la gente a través de los funcionarios electorales que son los mismos vecinos que dejan un día de su tiempo para participar cuando son convocados.

Finalmente, podemos concluir que atentar contra la naturaleza de esta institución el INE la cual ha reconocido triunfos de todos, es darles la espalda a los mexicanos, es dañar nuestra democracia y a las instituciones que nos han costado décadas construir.

*Presidente del Comité Nacional de Democracia Social AVE, A.C. y post doctorante en administración y políticas publicas

Tomás López González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019