0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

INFOGRAFÍAS Y FOTO: IGNACIO HERNÁNDEZ

En todo el país los candidatos independientes a ediles o diputados locales que busquen el voto recibirán muy poco dinero. Las cantidades que les corresponde de financiamiento público representa la enésima parte de lo que se destinará a los partidos políticos para el mismo fin.

En el caso mexiquense la cantidad de dinero público para los candidatos independientes es 151 veces menor a lo que entregarán a los 10 partidos políticos. De confirmarse la participación de los 18 aspirantes a alcaldes, cada uno recibiría 66 mil 666 pesos, lo cual les dará la posibilidad de gastar mil 904 pesos diarios.

Esta cantidad les podría alcanzar para dos espectaculares o tal vez para la renta de la oficina de campaña y algunos muebles o bien para pagar los botes de pintura y los anuncios en bardas que no tengan ocupadas los partidos políticos.

El fenómeno no es exclusivo del Estado de México. Los contrastes entre unos y otros son notorios. En Aguas Calientes les asignaron 270 mil 180 pesos a todos los independientes, frente a los 14 millones de pesos para los institutos políticos, en Campeche las cifras son de 652 mil 193 pesos para quienes no tienen filiación política y 12.6 millones de pesos para los abanderados políticos.

El Instituto de Chihuahua aprobó 932 mil 433 pesos por elección para todos los apartidistas, el  de Guerrero 735 mil 730 pesos, el de Oaxaca 417 mil 359 pesos para quienes busquen las diputaciones y otra cantidad igual para concejales y 123 mil 975 pesos a quienes compiten por esta vía en el estado de Durango.

Con base en las actas aprobadas por diversos organismos electorales del país, quienes tienen el monto más alto son: Jalisco con 5.8 millones para gobernador, diputados y municipios; seguido de la Ciudad de México con 3.9 millones, aunque esto es para quienes vayan por la Jefatura del gobierno, 16 alcaldías y 33 diputaciones; en tercera posición Michoacán con 3.5 millones de pesos; en cuarto lugar Veracruz con 1.8 millones y el Estado de México en quinto lugar, con 1.2 millones de pesos.

En todos los casos la cantidad se divide en el número de elecciones. Si de alguna no hay candidatos no se usan esos recursos. Donde hay registros se divide el dinero entre todos, sin que uno solo se lleve más de 50 por ciento

Loading...

Loading…

18 ASPIRANTES PARA MUNICIPIOS MEXIQUENSES

El caso mexiquense contempla 2.4 millones de pesos para todos los independientes que alcancen su registro. De estos recursos 1 millones 209 mil 993 pesos se repartirán entre todos los candidatos a diputados locales y otra cantidad igual a quienes busquen ser alcaldes.

En este caso no hay aspirantes a diputados, solamente existen 18 aspirantes a alcaldes en 17  municipios: Tlalmanalco, Tecámac, Atenco, Atlautla, Axapusco, Calimaya, Cuautitlán, Zinacantepec, Zumpango, Tonanitla, Chicoloapan, Chiconcuac, Mexicaltzingo, Tenancingo, Tianguistenco, Toluca y Xonacatlán. Este último con dos participantes.

Hasta que el Instituto Electoral les otorgue la calidad de candidatos independientes se definirá cuánto dinero les tocará de financiamiento a cada uno, pero de pasar los 18 a la última etapa, serían 66 mil 666 pesos para los 35 días de campaña.

Esto, debido a que la cantidad total se divide en partes iguales entre el total de candidatos registrados ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), sin que nadie llegue a tener más de 50 por ciento.

Tendrán tiempo en radio y televisión como si fueran un partido nuevo y éste se dividirá en partes iguales entre todos, de manera que su aparición será prácticamente imperceptible entre el total de emisiones de los partidos, por los comicios locales y federales.

No pueden rebasar los topes de gastos de campaña y deberán rendir cuentas de sus ingresos y egresos en los mismos términos que los partidos políticos. Serán sancionados si cometen faltas de forma y fondo, ya sea con multas o retiro de la constancia de primer lugar, en caso de ganar la elección.

El financiamiento privado que logren ingresar de manera personal o de sus simpatizantes no podrá ser mayor al 10 por ciento del tope de gastos de la elección que se trate. Sumados estos recursos y el financiamiento público, su disponibilidad económica se verá muy reducida.

Los recursos que no logren ejercer durante los 35 días de campaña  deberán ser reintegrados al erario, pues el recurso está etiquetado exclusivamente para la obtención del voto.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

MEDIACIÓN: ALTERNATIVA DE JUSTICIA

Siguiente publicación

REPARTO DE CURULES AL TEPJF