2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Este 13 de junio entró en vigor la primera de las tres principales demandas de la denominada comunidad LGBTTTI, al agravar los tipos penales de homicidio y lesiones cuando se produzcan por discriminación, aversión y rechazo en contra de la víctima, por su condición social o económica, origen étnico, raza, color de piel, características genéticas, discapacidad, orientación sexual o identidad de género.

Siguen pendientes los temas relacionados con el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo,  donde se incluye el tema de las adopciones, así como la identidad sexogenérica. Las comisiones legislativas ya tienen tres iniciativas que presentaron diputados del PRD, Morena y el PT donde se hacen mención de estos temas, con algunas coincidencias, pero también con algunas diferencias en torno a la adopción y al término “matrimonio”.

Se espera que las comisiones retomen el análisis de estas propuestas en los siguientes días, pero ya sin incluir las adopciones por considerar que cualquier persona soltera puede hacerlo si cumple los requisitos, con lo cual quedaría a salvo el aspecto más polémico de la iniciativa perredista.

En lo que se refiere a los crímenes de odio, ya es formal la adición de una fracción al artículo 238, un inciso al 240 y una fracción al 241, y reformas a un inciso de la fracción quinta del artículo 245 del Código Penal, que sólo falta ser publicado en la Gaceta de Gobierno para que entre en vigor.

La ley enuncia que:

“Cuando las lesiones se produzcan por discriminación, aversión o rechazo en contra de la víctima, condición social o económica, por su origen étnico, raza, religión, discapacidad, orientación sexual o identidad de género, se aplicarán de seis meses a dos años de prisión, y de 50 a 150 días multa”.

Cuando se trata de homicidio, a quien lo cometa con:

“Ensañamiento, crueldad o de odio manifiesto motivado por discriminación, aversión o rechazo a la víctima por su condición social o económica, religión, origen étnico, raza, discapacidad, orientación sexual o identidad de género de la víctima, se le impondrán de 40 a 60 años de prisión o prisión vitalicia y de 700 a 5 mil días multa”.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

POR FIN PUBLICAN 25 REFORMAS LEGISLATIVAS

Siguiente publicación

BANCOS DE ALIMENTOS EN MANOS DEL GEM