12
COMPARTIDOS
Pinterest Google+
TOLUCA UNIDA

De un momento a otro, Higinio Martínez Miranda se reincorporará oficialmente al Senado, luego de cuatro meses y medio de descanso y “reflexión” que al parecer le ayudaron a tomar decisiones de todo tipo, como él mismo lo anunció el 18 de septiembre pasado.

Las vacaciones al parecer le vinieron bien, pues ya tendría todas sus metas definidas, entre ellas: un nuevo intento por ser candidato y gobernador del Estado de México, aunque no la tiene segura; su discípulo Horacio Duarte ha logrado crecer en el gobierno federal y desde hace años es una figura muy cercana al presidente de la República.

La apuesta en Morena es que Andrés Manuel López Obrador no se quiera deshacer de sus cartas fuertes en el gobierno federal y opte por otra figura conocida, donde la delegada Delfina Gómez ya no tendría oportunidad; sin embargo la relación entre el presidente y el doctor y ex alcalde de Texcoco no es óptima.

Mientras son peras o manzanas el senador con licencia ya ha hecho presencia en el Senado, desde donde ha despachado diversos asuntos, y al mismo tiempo sigue tejiendo lazos en busca de ir asegurando una candidatura que se decidirá formalmente en dos años.

Higinio Martínez mantiene un peso innegable entre los morenistas mexiquenses, por lo cual no lo dejaron descansar del todo: lo siguieron buscando para que pusiera un alto a diversos grupos, a nivel partido, e incluso en el ámbito legislativo; lo cual al parecer fortaleció su idea de que puede ser candidato  tiene el control en Morena.

En su puerta  no dejaron de desfilar amigos y quienes pretenden serlo para lograr que mueva algún hilo a su favor.

Pese a toda esa fuerza los morenistas no están definidos y se cuestionan si realmente puede ser la figura que necesitan para dar una verdadera pelea en el 2023, ya que hay muchos cuestionamientos en torno a su trayectoria.

Su regreso al Senado, por cierto, derivaría en que su suplente, Ricardo Moreno también vuelva como secretario del Ayuntamiento de Toluca.

***

NUEVA ETAPA PARA EL OSFEM

El nombramiento del nuevo titular del Órgano Superior de Fiscalización de la entidad permitirá llevar a esta instancia a una nueva época que para muchos genera incertidumbre.

De acuerdo con algunos morenistas, por temor e inquietud llegaron a dar la pelea en el proceso interno gente cercana al PAN, al PRD, al PRI, al propio Morena y de diversos ayuntamientos, pero sobre todo, del gobierno estatal que no se conformó con un enviado, pues Morena identifica que habría mandado al menos a siete aspirantes.

Eso provocó una afluencia nunca antes vista en un cargo de esas dimensiones, donde el trabajo y las presiones estarán a la orden del día.

Si los pronósticos se cumplen, Miroslava Carrillo, a quien se le ha allanado el camino, tendrá que demostrar un cambio en el OSFEM con hechos y resultados: acelerar las auditorías atoradas por meses en el órgano técnico, pero sobre todo actuar con total independencia, sin miramientos hacia nadie, mucho menos a los ediles morenistas, y hacer valer las facultades que la ley otorga al OSFEM.

La estrategia debería ser similar a la de la Auditoría Superior de la Federación: auditorías a fondo que exhiban posibles malos manejos, no ceder a las presiones de quienes se sentirán intocables y actuar con la ley en la mano, caiga quien caiga.

***

EL NUEVO CONTRALOR

Otro espacio clave que está por definirse es la titularidad de la Contraloría legislativa, vacante desde septiembre, cuando renunció Victorino Barrios, quien por cierto sigue siendo mencionado con insistencia para la Contraloría Universitaria.

Muchos se han preguntado quién podrá mantener el perfil que le dio Victorino Barrios a esa instancia que buscó profesionalizar al personal, ofreció cursos a municipios y al Poder Legislativo, conferencias con académicos. Por años el partido del sol azteca había tenido la oportunidad de proponer a los contralores.

Todo indica que ese espacio será una cuota política para el Partido del Trabajo con su ex dirigente y representante ante el IEEM: Joel Cruz Canseco. El PT habría logrado que sus aliados lo apoyen para colocar a su cuadro en el órgano de control interno de los legisladores y de los ediles mexiquenses.

Aunque Cruz sigue negando esta posibilidad, también en el Instituto Electoral ya se vislumbra un ajuste, del cual no se dejará fuera a Ascención Piña Patiño, quien deberá hacer mancuerna con otro petista que se encargue de perfilar desde ahora la defensa electoral.

De concretarse, será muy riesgoso colocar en la Contraloría del Congreso al militante de un partido, ex dirigente incluso. Su imparcialidad, al revisar e investigar posibles faltas administrativas generaría dudas. ¿Lo permitirá Morena? ¿Lo avalarán los otros grupos parlamentarios? ¿Es OSFEM por Contraloría?

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

NARRAR LA CIENCIA: ¿POR QUÉ FORMAR PARTE DE LA RED MEXICANA DE PERIODISTAS DE CIENCIA EN EL EDOMEX?

Siguiente publicación

LA RUTA DE MIROSLAVA CARRILLO PARA EL OSFEM