3
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: ML

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

Si la Legislatura deja intacta la propuesta del gobernador Alfredo del Mazo Maza, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) sería el órgano autónomo menos favorecido en el 2020, con una reducción presupuestal de 126.2 millones de pesos que significaría un monto anual de 5 mil 567.2 millones de pesos, con los cuales deberá hacer frente al pago de cuotas al ISSEMyM y la negociación salarial del siguiente ejercicio fiscal.

Este 2019 le autorizaron 5 mil 693.4 millones de pesos, sin contar las partidas extraordinarias que ha recibido del gobierno estatal y del federal que nuevamente se hará cargo este año de las obligaciones de fin de año para no dejar al personal sin aguinaldo, prima vacacional y otras prestaciones.

La reducción nominal planteada en el paquete fiscal para el 2020 es de 2.2 por ciento, pero en términos reales, tomando en cuenta los tres puntos porcentuales de la inflación proyectada, la reducción real sería superior al 5 por ciento con lo cual se vería en problemas para afrontar el incremento salarial de administrativos, investigadores y académicos, ni tendría margen para aumentar la cobertura académica.

La propuesta de Egresos para el siguiente ejercicio fiscal contempla un gasto total para el gobierno del Estado de México de 302 mil 973.2 millones, lo cual se ubica 4.09 por ciento arriba de lo proyectado para este año.

De estos recursos, se contemplan 12 mil 308.2 millones para los órganos autónomos que este año tuvieron 12 mil 190.8 millones de pesos, lo cual representa un ajuste de sólo 0.96 por ciento; en tanto, el Ejecutivo tendría 4.5 por ciento más, el Legislativo 8.3 y el Judicial 14.6 por ciento arriba.

Como se puede observar en el siguiente gráfico, cinco de los siete órganos autónomos tendrían un crecimiento presupuestal, sin considerar el nivel de la inflación, con excepción de la UAEM y el Tribunal de Justicia Administrativa que recibiría el año con 300 mil pesos menos para el pago de salarios de su personal, renta y actualización de equipo para el cumplimiento de sus fines.

El Instituto Electoral de la entidad tendría incremento como todos los años por las prerrogativas de los partidos políticos que crecen legalmente por una formula con la cual se blindan de cualquier recorte. Ya contabilizando más de 708 millones de financiamiento, el órgano contaría con mil 257.1 millones. En el caso del Tribunal Electoral le darían 5.4 millones de pesos más tomando en cuenta que la mayor carga de trabajo y posible contratación de abogados sería hasta el 2021, con el proceso electoral.

La Comisión de Derechos Humanos mantendría un ligero crecimiento de 4.3 millones de pesos con los cuales deberá afrontar el incremento salarial de su personal.

En el caso de la Fiscalía de Justicia no habría aumentos tan notorios como en los años anteriores, pues tendría 4 mil 577.1 millones para el siguiente año, pero se puede notar claramente el fortalecimiento financiero a partir de su independencia del Ejecutivo, pero sobre todo éste 2019 que llegó a 4 mil 463.2 millones de pesos.

El Instituto de Transparencia lograría el mayor incremento en números absolutos y porcentuales al ir de 159.6 a 187.7 millones de pesos con lo cual podrá contratar más personal para revisar el nivel de cumplimiento de los sujetos obligados e invertir en tecnología para su plataforma y servicios digitales.

A continuación se puede observar el crecimiento presupuestal contemplado en las leyes de egresos de los últimos 15 años, tomando en cuenta que estos no fueron los gastos finales, porque varios de estos órganos recibieron recursos extras en estos años y al final el gasto fue superior a las cifras plasmadas en los presupuestos de egresos.

En el caso de la UAEM no se puede observar claramente el comportamiento desde el 2005 a la fecha porque los paquetes fiscales anteriores a 2015 sólo contemplaban el presupuesto estatal. A partir de esa fecha se suma la cifra que otorga el gobierno local al subsidio federal para mostrar el tamaño real de sus recursos.

Visto a largo plazo, entre 2005 y 2019 el IEEM bajó sus ingresos, pero no resultan comparables porque 2019 no fue año electoral. En el caso del TEEM sus recursos crecieron 543 por ciento y tendrían otro ligero aumento el siguiente año si los diputados avalan la propuesta.

En el caso de la Codhem la diferencia es notoria, de 488 por ciento en estos 14 años. En el caso de la Fiscalía de 408, el TJA de 447.04 por ciento y de 686.20 puntos porcentuales para el Infoem que dejó atrás esos años en los cuales movía 20 millones de pesos al año para dar paso a cerca de 160 millones en el presente ejercicio fiscal.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

EN 2020 LA DEUDA DEL EDOMEX COSTARÁ 13 MIL 553.6 MDP

Siguiente publicación

¿QUIÉN PARA EL OSFEM?