12
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO E INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

El gobierno del Estado de México tiene previsto erogar durante el siguiente año 13 mil 553.6 millones de pesos en el pago de intereses, amortizaciones y comisiones de la deuda que hasta el 30 de junio de este año ascendía a 40 mil 433.5 millones de pesos.

El costo es 10 por ciento superior al presupuesto que se pretende destinar al Instituto Electoral y partidos políticos, Tribunal Electoral, Comisión de Derechos Humanos, la UAEM, Fiscalía de Justicia, Instituto de Transparencia y Tribunal de Justicia Administrativa durante el 2020.

Tan sólo de intereses el gobierno debe pagar 4 mil 835.8 millones de pesos, con los cuales cubriría el presupuesto total de la Fiscalía y del Tribunal de Justicia Administrativa sin problema alguno.

La propuesta de gastos planteada por el Ejecutivo para cubrir las obligaciones relacionadas con la deuda plantean el pago de 3 mil 243.6 millones para cubrir los Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS).

Del total del monto sólo 5 mil 474 millones serían para amortizar la deuda original, pero eso al finalizar el año no representaría una reducción en los mismos términos porque se suman los nuevos créditos solicitados en el 2020, en el cual tiene  previsto ingresar 15 mil 941.9 millones de pesos por esta vía, los cuales al finalizar el año no deberán rebasar un adeudo neto de 7 mil 584 millones de pesos.

DEUDA CERRARÁ ARRIBA DE LOS 42 MMDP

Se tiene previsto que la deuda cierre este año arriba de los 42 mil millones de pesos por la reciente autorización que dio el Legislativo al gobierno estatal para contratar mil 900 millones para obras hidráulicas y anexas al Aeropuerto Internacional de Toluca con el fin de mejorar su nivel para que forme parte del proyecto aeroportuario del país.

La deuda contempla compromisos hasta el año 2038. Con Bancomer tiene un monto contratado por mil 500 millones que vencen en enero de esa fecha y con Banobras uno de mil 300 millones con el mismo plazo, pero además tiene obligaciones pendientes con Banorte y Santander, y con cada uno los intereses que se generan.

Para el siguiente año tiene previsto un endeudamiento neto de 7 mil 584 millones a  25 años y sería destinado exclusivamente para inversión pública productiva, en los rubros de agua, obra pública, comunicaciones, salud, cultura, justicia, desarrollo social  educación, seguridad, vivienda y desarrollo agropecuario.

Además se tiene proyectado erogar 3 mil 540 millones de pesos para cubrir obligaciones multianuales y 2 mil 910.2 millones para los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) que se contrataron en el sexenio de Enrique Peña como gobernador.

Esto implica que tienen comprometidos más de 20 mil millones de pesos que no puede dejar de pagar por el costo que implica atrasarse e incumplir con los contratos signados con la banca comercial y de desarrollo.

A estas cifras pretenden sumar otras obligaciones por la petición que hicieron al Congreso local para que la iniciativa privada, a través de la figura de Asociaciones Públicas Privadas, financie la construcción de dos penales en Ixtapaluca y Otumba, así como la rehabilitación de mil 637,8 kilómetros de red carretera de los municipios de Tejupilco, Ixtapan de la Sal y Toluca que tendrían un costo superior a los 50 mil millones de pesos a 25 años, pero en este caso todavía falta el visto bueno del Poder Legislativo.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

Siguiente publicación

EJECUTIVO PROPONE BAJAR PRESUPUESTO A LA UAEM