3
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

Durante los primeros dos años de la actual Legislatura, el trabajo en comisiones creció 90 por ciento en comparación con el mismo periodo de la gestión anterior, encabezada por el Partido Revolucionario Institucional.

De acuerdo al seguimiento de MARCAJE LEGISLATIVO la 59 Legislatura celebró 226 trabajos en comisiones durante los primeros 24 meses y la 60 Legislatura sumó 430 reuniones.

En la anterior Legislatura no se acostumbró sesionar en el mes de enero, por lo cual las vacaciones decembrinas se prolongaban hasta febrero del año 2016 y prácticamente hasta marzo del 2017, pues en febrero sólo acudieron una vez.

En los recesos de la anterior gestión fue inusual el trabajo legislativo, eventos e incluso la asistencia de los legisladores a la sede del Congreso local. La mayoría se congregaba en sus distritos, en actividades partidistas o haciendo gestiones porque cada legislador manejaba 2.5 millones de pesos del Ejecutivo para entregar pintura, cemento, entre otros apoyos comunitarios.

Hubo varias comisiones y comités que sólo se instalaron y nunca más se volvieron a reunir. En esta ocasión esta situación sólo ocurre con tres: Administración, Vigilancia de la Contraloría y la Editorial y Biblioteca que no han sido involucradas en ninguna propuesta legislativa.

La dinámica y frecuencia de las comisiones dio un giro del 180 grados en la actual Legislatura por el número de iniciativas y puntos de acuerdo, así como por la falta de consenso en diversos temas, que los obligó a ampliar la agenda de trabajo con más reuniones.

Esto, sin contar las mesas técnicas y las reuniones de la Junta de Coordinación Política para tratar de llegar a acuerdos, que en varios temas simplemente han sido imposibles, como es la eliminación del fuero, despenalizar el aborto en las primeras 12 semanas de gestación y reconocer legalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Aunque esta Legislatura bajó su ritmo de trabajo este año por la pandemia ocasionada por el coronavirus y en marzo, abril y mayo sólo se reunieron en 10 ocasiones, la cifra total supera a todas las anteriores Legislaturas, al registrar 430 encuentros de trabajo en comisiones, para analizar diversas iniciativas y propuestas de punto de acuerdo.

CINCO COMISIONES SATURADAS DE TRABAJO

Por la naturaleza de los temas de las iniciativas de ley y puntos de acuerdo, 64 por ciento del trabajo se concentra en cinco comisiones legislativas: Gobernación y Puntos Constitucionales, Legislación y Administración Municipal, Procuración y Administración de Justicia, Finanzas Públicas  y la de Planeación y Gasto Público.

En varias reuniones han acudido integrantes de dos o tres comisiones, por lo cual el número de reuniones por comisión supera el de las fechas en las cuales se han congregado las y los diputados en los salones legislativos o han trabajado en línea.

En esta legislatura 97 por ciento de los trabajos de las comisiones han sido públicos, con excepción de algunos trabajos de la Cuenta Pública y las reuniones con víctimas de diversos delitos. De los cuales no hay evidencia en las redes.

Igual que en anteriores legislaturas, en varias ocasiones no se logrado reunir el quórum por la inasistencia de algunos legisladores y en algunas ocasiones porque se empalmaban con otros trabajos.

En prácticamente todas las reformas analizadas han acudido funcionarios públicos y expertos vinculados con el tema a exponer sus puntos de vista y a presentar propuestas que se han anexado a los dictámenes acordados.

También ha sido evidente la participación de todos los grupos parlamentarios en los trabajos de comisiones, con diversas observaciones y fijando la postura de la fuerza política que representan.

A continuación el detalle de las reuniones de cada una de las comisiones, tomando en cuenta que en algunos trabajos participaron dos o hasta tres:

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

TRIPLICA SUS INGRESOS EL GOBERNADOR ALFREDO DE MAZO EN UN AÑO

Siguiente publicación

LA PERCEPCIÓN DE LA JUVENTUD SOBRE LA VIDA DEMOCRÁTICA