0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

En el año de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud. El objetivo de esta celebración es promover el papel de dicho conjunto de personas en los procesos de cambio y generar un espacio sobre los desafíos y problemas a los que este grupo se enfrenta[1].

Bajo esa consideración, el Instituto Electoral del Estado de Querétaro; el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México y el Centro Regional para América Latina y el Caribe del PNUD; llevaron a cabo el Estudio de participación de la juventud 2020: México y América Latina, cuya intención fue conocer los hábitos, motivaciones y percepciones respecto de la intervención de la juventud en los procesos electorales y en el ámbito social, para generar un diagnóstico que permita desarrollar acciones a fin de fortalecer y promover su inclusión en la vida democrática y pública.

En el estudio coadyuvaron los Organismos Públicos Locales de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán; además, colaboraron instituciones académicas y autoridades electorales de los países de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay y Perú.

El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) fue parte del referido estudio, no podía dejar de hacerlo, ya que la entidad cuenta con el mayor porcentaje de jóvenes electores, por lo tanto, es indispensable que la autoridad comicial cuente con un esquema sobre las preferencias o necesidades de la población juvenil. Ello permitirá desarrollar estrategias que incentiven la participación en la democracia de las y los jóvenes de entre 18 y 29 años que están inscritos en la Lista Nominal de la entidad mexiquense, ya que hay 3,473,292[2], lo cual representa el 29.02% del total de los votantes.

El IEEM conformó seis grupos focales, los cuales se encargaron de entrevistar a 62 jóvenes respecto de su participación electoral o social en la entidad mexiquense, al tenor de los siguientes cuestionamientos:

¿Cuenta con credencial para votar? de estos el 95% respondió que sí, mientras que el restante 5% no tiene este documento. No obstante, en relación con la pregunta: ¿Has ido a votar? El 57% contestó que sí; el 24% señaló que no y el 19% mencionó que no ha habido elecciones al momento de alcanzar la mayoría de edad. Lo anterior reflejó que sólo un poco más de la mitad de las y los jóvenes ejercen plenamente su derecho al sufragio.

El estudio también se enfocó en conocer la percepción que tiene la juventud respecto del voto electrónico. Para tal efecto se preguntó ¿Confiarían en votaciones realizadas mediante medios electrónicos?  El 50% de las personas entrevistadas respondieron que tal vez; el 29% no confía y sólo el 21% contestó de manera afirmativa. A partir de estos datos, el IEEM debe diseñar campañas y mecanismos para lograr que sea posible el uso de las tecnologías de la información en los siguientes procesos electorales. Lo esencial de este modelo de votación consiste en dar confianza y certeza a los electores juveniles de que su voto será respetado y contabilizado correctamente, para lo cual se implementarán las medidas de seguridad que sean necesarias.

Por otro lado, el 47.87% de las y los jóvenes dijeron que han acudido a las urnas a emitir su voto porque esperan un cambio, sin embargo, el 23.97% de quienes fueron encuestados respondieron que no acuden a sufragar debido a que desconfían de los partidos políticos, en tanto que el 21.23% duda de las autoridades electorales. Estos datos son muestra de una falta de compromiso democrático que tiene asidero en la desconfianza; por ello, se deben implementar acciones contundentes para lograr que los actores políticos cumplan sus compromisos y promesas de campaña, pues así habrá credibilidad, no sólo en los partidos políticos, sino en las instituciones.

En suma, el estudio mostró que la juventud no está participando por diversas circunstancias en los asuntos públicos. De manera que, las autoridades electorales y actores políticos deben crear espacios adecuados para que este grupo etario exprese su opinión sobre la vida democrática del país y la entidad mexiquense. Su voz deberá ser tomada en cuenta en los ámbitos de decisión, como son: el Congreso de la Unión, legislaturas locales, ayuntamientos y alcaldías, mismas que se materializarán a través de la conformación de políticas públicas generales.

[1] Información obtenida de la Organización de las Naciones Unidas. Disponible en <https://www.un.org/es/observances/youth-day> Consultada el 25 de agosto de 2020.

[2] Información obtenida de la página del Instituto Nacional Electoral con corte al 27 de marzo de 2020. Disponible en <https://listanominal.ine.mx/ESTADISTICAS/index.php> Consultada el 25 de agosto de 2020.

*Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado de México

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

COMISIONES LEGISLATIVAS TRABAJAN EL DOBLE

Siguiente publicación

Aprueba Legislatura 31% de iniciativas