7
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

FOTOS: CORTESÍA PJEM

Este 19 de noviembre arranca el nuevo sistema de justicia laboral en el país, con siete entidades al frente: Campeche, Chiapas, Durango, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas y el Estado de México.

Esto implica que el Poder Judicial del Estado de México (PJEM), será es responsable de los conflictos obrero-patronales y la conciliación se convierte en la etapa inicial, a menos que se trate de casos de acoso sexual, discriminación por embarazo o razones de género o trabajo infantil que se van de manera directa a la vía judicial.

Para ello la entidad cuenta con un Centro Estatal de Conciliación Laboral, por donde pasarán los conflictos para tratar de encontrar un acuerdo que permita resolver los casos en un par de días, sin largos procesos y cuando no sea posible conciliar intervendrán los tribunales.

Todos los casos que se iniciaron antes de esta fecha se deberán desahogar en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, que tendrán una vida de tres a cuatro años, para terminar de resolver los cerca de 62 mil expedientes laborales que quedaron en trámite; muchos de ellos con amparo.

La implementación de la reforma en todo el país se dividió en tres etapas. La primera es este año, la segunda en 2021 y la tercera en el año 2022, por lo cual el cambio concluirá en 2026 o 2027, cuando las juntas hayan resuelto todos los casos del sistema anterior.

LAS 10 CLAVES DE LA REFORMA

La Secretaría Federal del Trabajo puntualizó que los principales cambios de la reforma laboral son: una nueva justicia laboral, conciliación obligatoria antes del juicio, la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje, juicios orales, la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral que será responsable del registro de sindicatos y de los Contratos Colectivos de Trabajo de todo el país.

Otro cambio es el fortalecimiento de la democracia sindical, es decir que serán los trabajadores quienes elijan a sus líderes sindicales a través del voto personal, libre, directo y secreto; libertad sindical de participar o no en una organización gremial; negociación colectiva auténtica, donde cada trabajador debe conocer y aprobar su CCT a través del voto personal.

También contempla una perspectiva de género para que las mujeres también estén presentes en las directivas sindicales y la rendición de cuentas de los sindicatos a sus representados, cada seis meses, como se resume a continuación en el material de difusión del gobierno federal:

EL NUEVO PROCEDIMIENTO CONCILIADOR

El procedimiento que seguirán las entidades no es completamente nuevo para el Estado de México, donde existe una larga experiencia en materia de conciliación laboral desde hace varios años.

La demanda se presentará inicialmente ante el Centro de Conciliación Laboral que tendrá oficinas en los municipios de Toluca, Tlalnepantla, Ecatepec y una subdirección en Texcoco; donde se buscará un acuerdo y si no se resuelve se turnará al Poder Judicial, para que un juez o jueza dicte sentencia.

Julio César Vanegas Guzmán, director del Centro, explica que la conciliación será como una etapa pre judicial, donde las partes platicaran para acordar una solución al conflicto laboral dentro del marco legal, sin transgredir los derechos del trabajador.

“No se permitirá al conciliador rebasar mínimos ni máximos. Hay cosas que no se pueden negociar, como las utilidades, el aguinaldo y después hay que poner límite, un rango que el sistema calcula y del cual no se pueden salir porque se trata de reconocer los derechos de ambos y la posibilidad de resolver más rápido y económico, sin necesidad de un abogado porque no es un modelo litigioso, sino armonioso” abundó.

La ventaja es que la entidad ya tiene experiencia en estos casos, donde entre 70 y 75 por ciento de las demandas laborales se resuelven por esta vía, en alguna etapa del proceso. Ahora deberá ser forzosamente al inicio y en un lapso de 45 días para encontrar un acuerdo; el cual incluso podría hacerse en menos de una hora.

Antes la conciliación administrativa era un acuerdo entre partes, pero el cumplimiento dependía de la buena voluntad de las partes. Ahora la ley le da efectos de cosa juzgada; si alguien no cumple se puede ir a la vía mercantil, civil o laboral donde es considerado como un mecanismo de prueba.

Por el momento no se tiene certeza del número de asuntos que llegarán, ello dependerá del número de despidos sin respetar los derechos de los trabajadores, lo que sí tienen como objetivo es que ocho de cada 10 casos se resuelvan por medio de la conciliación.

El promedio anual que tenían previo a este nuevo sistema era de 17 mil asuntos; se iban acumulando y rezagando asuntos. Ahora el mismo día se podría concluir el caso.

Para iniciar, el Centro va a operar con 176 personas.

LA NOVEDAD EN EL PODER JUDICIAL

Desde hace varios meses el Poder Judicial del Estado de México (PJEM), ha tenido que ir preparándose para que la justicia laboral sea ya su responsabilidad. El presidente del PJEM, Ricardo Sodi Cuellar, detalló que tendrán siete tribunales y 14 jueces en Xonacatlán, Naucalpan, Tlalnepantla, Texcoco, Nezahualcóyotl y Ecatepec en la primera etapa.

En la segunda etapa, en 2022, tendrán 10 tribunales más en un predio de 4 mil 500 metros en  el municipio de Cuautitlán Izcalli, donde funcionará también el Tribunal Electrónico para que tanto audiencias como diligencias en materia laboral se puedan desarrollar en el mismo sitio.

Cada tribunal contará con dos jueces, un conciliador y un defensor, además de la sala oral, sala de juntas y para conciliar, área operativa, módulo de videograbación y de atención al público.

Capacitaron a más de 2 mil personas a través de talleres, diplomados, congresos, conferencias, presentaciones de libros, conversatorios y un Seminario de Preparación al Examen de Selección para el Curso de Formación en materia Laboral para garantizar servidores de alto nivel.

El titular del PJEM apuntó que en el marco del Tratado de Libre Comercio TMEC y de la internacionalización del trabajo, México optó por una reforma trascendente a favor de los derechos laborales, del sindicalismo independiente, sobre todo del derecho de los trabajadores que hoy tendrán la oportunidad de recibir una justicia laboral más expedita.

JUNTAS TRABAJARÁN A PUERTA CERRADA DURANTE AÑOS

Por primera vez, después de muchos años, las Juntas Conciliación y Arbitraje dejarán de recibir nuevas demandas laborales y se dedicarán a atender lo que se acumule hasta este 18 de noviembre, cerca de 62 mil demandas: 50 mil del Valle Cuautitlán Texcoco y 12 mil de Toluca.

Jesús Farías Muñoz, de la Junta del Valle Cuautitlán Texcoco, explicó que seguirán trabajando como hasta ahora, pero sin el ingreso de nuevos juicios. Calcula que alrededor de 50 mil casos estarán vivos y podrían concluirlos en 2023, tomando en cuenta los que acaban de llegar hace unos días.

Se trabajará fuerte para poder cerrar con el cambio de administración estatal; sin embargo, mucho dependerá de las partes, de los recursos que interpongan quienes no sientan que fue un fallo justo; esto, auxiliado del trabajo virtual.

Sara Dávila Sánchez, de la Junta del Valle de Toluca, dijo que la estimación es que les queden alrededor de 12 mil expedientes, entre individuales y colectivos, con la meta de terminarlos en tres años o hasta cuatro, para aquellos que se dilaten por la interposición de amparos.

“Hay que tomar en cuenta que vamos a estar sujetos a que los tribunales laborales también resuelvan los amparos con los que se van a quedar, pues en un 35 por ciento se formulan amparos y eso alarga el proceso alrededor de 2 años” añadió.

La idea es que al menos se queden con el mismo personal y como vayan desahogando trabajo bajen a la mitad en un plazo de dos años. Si necesitan más personal podrían echar mano de los 25 jóvenes del programa Construyendo el Futuro y otros que hicieron su servicio social en esta área

Lo único que van a trasladar al Centro Federal son todos los Contratos Colectivos de Trabajo que tienen registrados, reglamentos interiores y todos los registros de los sindicatos porque ya no van a conocer de asuntos colectivos.

Prácticamente han terminado de digitalizar todos los expedientes para trasladarlos al Centro Federal tan pronto como entre en funciones. Esta región tiene cerca de 29 mil CCT y casi 200 registros de sindicatos y reglamentos interiores, así como mil 500 reglamentos interiores, por lo cual tuvieron que ampliar horarios y respetar los protocolos de  sana distancia para cumplir con el compromiso de la reforma laboral que asumieron al postularse en el primer grupo que a partir de este 19 aplica en todas sus fases la nueva justicia laboral. 

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

40% DE LOS MUNICIPIOS SIN AUMENTO AL PREDIAL

Siguiente publicación

LEGISLATURA DARÁ DE BAJA MÁS DE 80 INICIATIVAS DE LEY