0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: ML
INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

MORENA DESPLAZA AL PRI: ASEGURA LA MAYORÍA

Por primera vez en toda la historia legislativa, el Partido Revolucionario Institucional perdió el control real de la Legislatura local y quedó prácticamente al mismo nivel que el Partido del Trabajo y Encuentro Social.
Sensiblemente superado por la bancada de Morena, el tricolor deberá enfrentarse a una nueva era legislativa en el Estado de México, con apenas 12 de los 75 legisladores que integran el pleno.
Hasta 1993 el PRI arrasó en las urnas. Para 1996 la oposición se hizo presente en varios distritos y desde entonces nadie ha vuelto a tener más de 50 por ciento de los sufragios.
En el 2000 el PAN se convirtió en la primera fuerza electoral, con 29 legisladores que no le garantizaban la mayoría, menos cuando el tricolor dividió a esa fracción, con el nacimiento del primero grupo independiente.
En 2003 el PRI, PAN y PRD estuvieron prácticamente al mismo nivel, con 24, 22 y 21 integrantes cada uno, sin que eso impidiera al PRI imponerse.
Lo mismo ocurrió en 2006, cuando el PRD se colocó a la cabeza con 21 lugares, el PAN en segundo con 20 y el PRI en tercero con 19. Le cedieron algunos espacios, pero nunca el control real que se hizo más visible a favor del PRI, a partir de 2009, con ayuda de sus aliados incondicionales.

LA LEGISLATURA HOY

El escenario actual marca una realidad distinta. Morena, por si solo tiene 31 espacios y varias figuras infiltradas en las bancadas de los partidos del Trabajo y Encuentro Social con las cuales sumó 38 diputados en la víspera del arranque.
Esto lo blinda a Morena de cualquier contratiempo con el PT, que en varias ocasiones ha dado muestras de poca fidelidad. Con el PES no tiene mayor problema porque es alineado y a partir de 2019 se quedará huérfano, sin reconocimiento como partido y sin prerrogativas para subsistir.
Los tres, si logran trabajar juntos tendrán mayoría calificada, suficiente para aprobar reformas constitucionales y de gran calado, en las cuales no se descarta la unión de otros partidos en determinados momentos.
En esta ocasión, realidad de todos los partidos es distinta. El PRI solo ganó un distrito, el PAN dos y los 42 restantes la unión Morena-PT-PES, donde formalmente les tocaron 11 y 10 asientos, respectivamente, sin haber ganado un solo distrito; pero, en la práctica sólo tendrán votos porque antes de iniciar ya los abandonaron nueve diputados.

PRI SIEMPRE GANABA

Desde el año 2000, el PRI no había tenido diputados plurinominales. Sus espacios siempre habían sido ganados en las urnas. Hoy, sólo Mercedes Colín Guadarrama pudo contra restar el efecto AMLO.
El PAN se alejó de esos años de gloria donde tuvo 22 diputados al bajar a siete.
El PRD se fue a la lona. No ganó un solo distrito y apenas logró dos espacios, suficientes para conformar una fracción parlamentaria y colocarse en la última posición con el PVEM.
Al Verde le espera un escenario distinto, sin el abrazo del PRI, muy lejos de lo que fue en 2006, cuando tuvo nueve legisladores o de 2012, cuando llegaron a tener cuatro espacios.
Los maestros quedaron fuera. En esta ocasión no hay líderes sindicales, ni maestros de Nueva Alianza.
Tampoco está presente Movimiento Ciudadano, uno de los partidos que ha pasado desapercibido en la historia legislativa, donde estuvo 18 años.

A continuación se muestra la estructura inicial en cada Legislatura, aunque en la práctica hubo diputados que se declararon independientes o se cambiaron de bancada y modificaron la correlación de fuerzas de un Poder Legislativo marcado por cuatro momentos: la era priísta, el ascenso de la oposición, el débil tripartidismo y la llegada de Morena.

Al pasar el cursor en cada línea se puede observar el número exacto por partido.

Loading...

Loading…

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

DOMINA EJECUTIVO EL RECINTO LEGISLATIVO

Siguiente publicación

CONCILIADOR ARRANQUE LEGISLATIVO