2
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

¿QUÉ LE TOCA A QUIÉN?

Por primera vez en la historia un Poder Judicial local convocó a expertos y expertas de todo el país para reflexionar sobre el futuro del Estado Federal mexicano; hacia dónde queremos ir, cuál es el modelo que debe prevalecer para encausar y resolver los grandes problemas nacionales y construir un Estado de Derecho que preserve la dignidad del ser humano en todo momento.

Durante tres días, los y las especialistas se reunirán en la Escuela Judicial del Estado de México para abordar temas como “Desafuero” ¿Qué le corresponde a quién?, “Narcotráfico y delincuencia organizada”, “Lavado de dinero y federalismo judicial”, y “Acción de Inconstitucionalidad”.

En el Aula Magna, el presidente del Poder Judicial del Estado de México Ricardo Sodi Cuellar, consideró que este encuentro contribuirá a resolver uno de los principales problemas en un modelo federal de distribución de competencias, además de marcar una agenda con propuestas y fomentar el debate en torno a temas nacionales.

Esto, subrayó, es fundamental para la administración de justicia y la interpretación de la constitución, donde se han dado dos posturas que parecen estar en contra, pero que en realidad no están peleadas, porque la Constitución no sólo se cumple, sino también se renueva.

Bajo este objetivo analizan qué debe hacer cada instancia en el ámbito de su competencia, porque “hemos pasado de estados soberanos sin soberanía, a protectorados federales sin protección, por lo cual  es necesario reflexionar cuál es el futuro del estado mexicano, hacia donde debemos ir, cual es el modelo que debe prevalecer”, sostuvo.

Durante la inauguración, Gerardo Felipe Arriaga Rendón, asesor del Poder Judicial del Estado de México, expuso las razones del Primer Congreso Nacional de Federalismo Judicial “Qué le toca a quién” que tiene como finalidad, a través de un evento académico, reflexionar, ser críticos y más propositivos.

Esto, dijo, para tener la certeza de que todos juntos tienen la posibilidad de mejorar el Estado de Derecho al que están comprometidos y dentro del federalismo, distribuir competencias, porque se dice fácil pero la realidad es que el grande se quiere comer al chico, y mientras no queden claras las atribuciones, los abusos van a continuar.

“CUANDO TODO LE TOCA A TODOS, NADA LE TOCA A NADIE”

Ante Juan Luis González Alcántara Carrancá, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Maurilio Hernández González, presidente de la Junta de Coordinación Política de la LX Legislatura, el secretario general de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez enfatizó la importancia de este encuentro, porque en la práctica “cuando todo le toca a todos, nada le toca a nadie”.

Desde su punto de vista, el federalismo judicial que demanda México pasa necesariamente por cinco pasos: el fortalecimiento de su autonomía política y presupuestal, que permita disminuir las asimetrías que hoy existen entre tribunales locales; reforzar su gobernanza, la Carrera Judicial y los programas de actualización y capacitación.

Así como diseñar sistemas de gobierno judicial, a través del uso de las tecnologías de la información; mejorar los tiempos de resolución y disminución de la  carga de trabajo que tienen en mayor medida los tribunales y consolidar los avances en materia de equidad de género.

Por su parte, el especialista Gerardo Laveaga Rendón, afirmó que realizar este tipo de actividades, permite reflexionar, ser más críticos, más propositivos y da la certeza de que todos juntos construyen el Estado de Derecho, al que están comprometidos.

EL FEDERALISMO IMPULSA LA DEMOCRACIA

Durante la conferencia inaugural “¿Qué es el Federalismo?” a cargo del Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Luis González Alcántara Carrancá, indicó que el Federalismo impulsa la democracia y mejora la participación política.

Sin embargo, es necesario conocer hasta donde es una realidad, qué tanto hemos construido y avanzado en el tema, porque queda claro que no hay consenso en los límites y hay quienes señalan que el modelo mexicano es una mala copia del norteamericano, por lo cual vale la pena analizar porqué se optó por éste y no por el centralismo

El Federalismo en México ha significado una forma de gobierno, representando la consolidación de la independencia del país, a partir de la creación de la Constitución Política, donde se establece la manera de gobernar, por lo cual la esencia del federalismo se debe buscar en las fuerzas económicas, sociales y culturales.

LAS MESAS DE ANÁLISIS

En la mesa redonda “Federalismo Judicial”, el magistrado federal de circuito, Miguel Bonilla López, consideró necesario ser cauto cuando se habla de federalismo y entender que el régimen federal es un régimen de distribución de competencias. De manera personal consideró que la justicia más importante es la local, porque es la más directa por su contacto directo con la ciudadanía. “Ellos son los oráculos de la ley, los federales hacemos un trabajo de segundo nivel, más alejado de la población”.

En tanto, el magistrado Hernán Mejía López, concluyó que no se puede aislar al federalismo de la política. Dijo que los retos están al exterior y resulta incomprensible pensarlos sin el respeto a los derechos humanos; también dijo que es necesario invertir más en los poderes judiciales locales porque la realidad es que se gasta más en elecciones que en impartir justicia.

Roberto Lara Chagoyan, Investigador de Tecnológico de Monterrey, apuntó que los tribunales federales no se dan abasto con el trabajo del todo el país y advirtió que el populismo tiene al estado constitucional de derecho amenazado por el autoritarismo, la exclusión social, el despotismo y la arbitrariedad. Consideró un error hablar de dos niveles de justicia, el bajo-local y el de excelencia-federal, como si la local sólo fuera un paso y a federal la justicia real, provocando dilación y un gran negocio para la abogacía.

En otra de las mesas, sobre Justicia Restaurativa, se habló que la Ley de Medios Alternos de Solución de Controversias MASC, presentada en el Senado Mexicano, debe promover la cultura de la paz a fin de que pueda permear en todos los ámbitos de la sociedad, especialmente en aquellos conflictos que se dan entre vecinos antes que pueden derivar en actos delictivos.

El senador Julio Menchaca Salazar aseguró que la legislación fortalece el acceso a la justicia cotidiana y brinda las herramientas necesarias, con el propósito de asegurar que los mediadores estén adecuadamente preparados para la labor que desempeñan.

En tanto, María Claudia Campuzano Caballero señaló que se debe reforzar a los mediadores como portadores de fe pública, pues sus convenios tienen carácter de cosa juzgada; además, su certificación tiene que estar a cargo de los poderes judiciales.

Y Antonio Prida Peón del Valle se pronunció para que la ley genere un sistema flexible que facilite la mediación comercial a nivel internacional, pues los conciliadores pueden intervenir en todos los asuntos de cualquier país.

FOTOS: ESPECIALES

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

PERIODISTAS DEL EDOMEX EXIGEN JUSTICIA

Siguiente publicación

Prevén obligar al gobernador a rendir informe ante el pleno