4
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTOS E INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

SEGUNDA DE DOS PARTES

Pese a la situación financiera que vive desde hace cuatro años el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), los ayuntamientos y organismos estatales y municipales siguen sin pagar las cuotas que retienen mensualmente a sus trabajadores.

Lejos de reducir el monto pendiente de cobro, en sólo seis meses la cartera de adeudos aumentó mil 155.2 millones de pesos, es decir 39 por ciento, al pasar de 2 mil 967.1 millones a 4 mil 122.3 millones de pesos entre el 31 de enero y el 31 de julio de este 2020.

Legalmente no existe un mecanismo jurídico para castigar a quienes “jinetean” las cuotas de los trabajadores ni posibilidades para cancelar el servicio médico a las instancias que incumplen sus obligaciones patronales.

Aunque algunos agremiados han señalado que esto podría encuadrar en robo o en desvío de recursos, porque las instituciones se quedan con dinero que no es suyo y lo usan para fines distintos; sin embargo, hasta el momento las auditorías del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) no han derivado en sanción alguna.

Aunque el Poder Legislativo tuvo la intención de darle dientes al Instituto para pelear sus cuotas, todo quedó en eso: una intención que no se ha concretado pese a la urgencia del problema que podría dejar a 877 mil 233 derechohabientes sin servicio.

En la congeladora están dos iniciativas de ley. La primera la presentó el diputado Gerardo Ulloa Pérez en marzo de 2019. Propuso encuadrar esta conducta en dos tipos penales: abuso de autoridad y como peculado cuando se disponga de ese dinero y castigarlo con penas de 8 y 10 años de prisión, respectivamente.

Este año retomó el tema el panista Edgar Olvera, con el mismo objetivo, pero ninguna de las iniciativas ha sido analizada en comisiones y la retención de cuotas que corresponden al ISSEMyM se queda en diversas dependencias públicas sin castigo alguno. En ocasiones hasta los recargos les perdonan.

LOS DETALLES DE LAS DEUDAS

A través de dos solicitudes de información que presentó MARCAJE LEGISLATIVO a través de la plataforma Ipomex, en distintas fechas, se pudo conocer un aumento de la cartera vencida que el ISSEMyM tiene que cobrar.

Con corte al 31 de enero informó que el adeudo total era de 2 mil 967.1 millones de pesos, pero al 31 de agosto este monto ya es de 4 mil 122.3 millones. El único dato positivo es que el número de deudores ha disminuido de 193 a 155 y algunos se han puesto al corriente.

De los que actualmente existen 125 tienen convenio para ir pagando los pendientes en pequeñas mensualidades. Entre quienes no están en este grupo destacan los Institutos Municipales del Deporte.

Quienes deben más siguen siendo los organismos estatales. En sólo seis instancias está el 69 por ciento del adeudo total, donde destaca en primer lugar la Policía Industrial del Estado de México y Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán Texcoco con mil 584.1 millones de pesos, seguido del Cuerpo de Vigilancia Auxiliar y Urbana con 613.3 millones y en tercer lugar la UAEMex con 423.5 millones. Además está el Fideicomiso Público para la Construcción de Centros Preventivos de Readaptación Social y las universidades Politécnica de Cuautitlán Izcalli y Tecnológica del Valle de Toluca.

En los organismos estatales el incremento fue de 800 millones y resalta el Cuerpo de Vigilancia Auxiliar que en sólo unos meses aumentó su adeudo al pasar de 333.2 a 613.9 millones, las cuotas de las policía Industrial crecieron 300 millones, la deuda de la Politécnica se triplicó al pasar de 514 a mil 885 millones y la de la Tecnológica e fue de 6 mil a 10 mil 348 millones; sólo la UAEMex bajó 20 millones por el convenio de pago.

Existen 38 ayuntamientos que deben 810 millones, es decir 335 millones más. Actualmente los deudores más altos son: Toluca con 164.1 millones, Cuautitlán Izcalli 148.8 y Naucalpan 140.2 millones.

En este apartado los casos más relevantes son: Toluca que no tenía pendientes y ahora ha retenido las cuotas y Naucalpan con un crecimiento  la décima potencia, entre otros casos.

De 40 organismos de agua bajaron a 27, pero los pagos pendientes pasaron de 251.4 a 360.4 millones, donde destacan Cuautitlán Izcalli, Chimalhuacán y Naucalpan con 137.2, 62.4 y 58.8 millones de pesos.

Disminuyeron sus pendientes los organismos municipales DIF de 134.9 a 109.8 millones; los institutos municipales del Deporte pasaron de 3.3 a 6.5 millones y el MAVICI de Cuautitlán Izcalli se mantienen con más de 900 mil pesos de deuda desde hace tiempo.

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

PEDIRÁ MORENA INVESTIGAR DESFALCO EN ISSEMYM

Siguiente publicación

SALARIO ELECTORERO, ISSEMYM Y EFICIENCIA DE ALCALDES