En picada ingresos de la UAEMex

 En picada ingresos de la UAEMex

En los últimos cuatro años los subsidios que recibe la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) se estancaron. Ni el gobierno federal ni el estatal le han aumentado recursos y cada año la inversión por alumnos va a la baja.

Entre el año 2019 y este 2022 los ingresos de la institución bajaron, al pasar de 5 mil 693.4 millones a 5 mil 674.9 millones, sin poder afrontar siquiera el incremento del índice inflacionario, ni los aumentos salariales que cada año otorga a su personal académico y administrativo.

Este año, la máxima casa de estudios firmó convenios salariales con los sindicados y se comprometió a otorgarles un incremento salarial de 3.3 por ciento directo al salario.

Para cumplir con este  nuevo compromiso, el rector de la UAEMex, Carlos Eduardo Barrera Díaz, dio a conocer que reforzará la disciplina financiera, transparencia y rendición de cuentas de esta casa de estudios.

En la firma de los acuerdos ofreció seguir respetando el derecho de las y los trabajadores a un salario digno, sin descuidar la salud financiera de la universidad, pues además de seguir pagando las cuotas que tenían pendiente con el ISSEMyM, deben atender medidas emergentes por la pandemia de coronavirus, casi con el mismo recurso del año anterior.

Por los suelos la UAEMex

Desde hace años, la UAEMex es una de las universidades que tienen la inversión más baja del país por alumno inscrito.

De acuerdo con los datos publicados por la subsecretaría de Educación Superior, en 2021 el subsidio que recibía por cada uaemita era de 49 mil 231 pesos, mientras otras instituciones disponían de 99 mil 895 pesos.

Para este año, sin que se haga público el resultado de las 35 universidades públicas del país, la UAEMex sigue en las últimas cinco posiciones, prácticamente con el mismo monto, cuando en otras escuelas, como la autónoma de Yucatán ya aseguraron 105 mil 960 por estudiante.

Actualmente sólo están disponibles los datos de 10 universidades: la de Ciudad Juárez, Coahuila, Yucatán, Guerrero, Sinaloa, Colima; así como la Juárez de: Tabasco, Durango y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, y todas ellas tienen más apoyo por cada matriculado, de entre 47 mil 812 y 105 mil 960 pesos.

En todos los casos muestran aumento y mejora en el recurso recibido, a diferencia de la del Estado de México donde los ingresos federales se mantuvieron intactos durante el 2019, 2020 y 2021 con 2 mil 191.3 millones de pesos; apenas este 2022 se animó a darle 191 millones de pesos más para quedar en 2 mil 310.3 millones.

A nivel estatal pasó algo similar en 2019 y 2020, cuando el gobierno del Estado de México no aumentó ni un centavo de presupuesto y se estancó en los 2 mil 481.8 millones. Para el 2021 aumentó a 2 mil 544.2 millones, pero este 2022 la cifra bajó a 2 mil 470.5 millones.

Los ingresos propios de la institución también se han mantenido congelados. En 2019 se comprometieron a generar mil 20.2 millones de pesos, pero a partir del 2020 y hasta este 2022 no se observa un esfuerzo de la institución por acrecentar sus entradas y se ha estacionado en los 894  millones de pesos.

En todo este tiempo y desde hace años el costo de las colegiaturas no ha aumentado, por lo cual no ha podido ingresar más recurso por esta vía, aunque sí ha aumentado la matrícula, pero ello no se ve reflejado en más dinero.

Tampoco han aumentado los servicios que presta la institución en venta de productos y servicios, donde las facultades de Ingeniería, Química, Medicina, entre otras venden diversos servicios a entes privados y públicos.

No recupera ni la inflación

De acuerdo a los registros inflacionarios de 2019 al 2021 y la estimación para este año que han dado a conocer el Banco de México y el INEGI, en este lapso la inflación acumulada es cercana a los 20 puntos porcentuales.

Esta cifra equivale al desfase presupuestal que tiene esta casa de estudios, sin tomar en cuenta el incremento de la matrícula estudiantil ni el crecimiento de personas dedicadas a actividades académicas, de investigación o administrativas.

En los últimos años ha sido casi imposible para la universidad conseguir un mejor trato financiero. Para este año pidió 500 millones de pesos adicionales al gobierno estatal para compensar lo que se recauda por cuotas e inscripciones y poder cumplir con el principio de gratuidad, pero no lo consiguió.

Este comportamiento no es exclusivo de la UAEMex, a nivel estatal, prácticamente ninguna universidad estatal, tecnológico o alguna otra institución de educación media superior o superior tuvo un gran apoyo, incluso algunas instituciones también vieron un decremento presupuestal este año, como ocurrió con la Universidad Tecnológica del Sur que de 76.7 pasó a 75.9 millones.

Otras con este comportamiento a la baja son: la Universidad Mexiquense de Seguridad que bajó de 416.2 a 360.1 millones, la Tecnológica de Nezahualcóyotl de 247.3 a 244 millones, entre otras; algunas apenas y lograron un millón más, al pasar de 201 a 202.7 millones; entre las instituciones más favorecidas está el Colegio de Bachilleres que logró irse de 854.5 millones a 930.3 millones.

La contención de recursos es un escenario generalizado en prácticamente todas las instituciones de educación media superior y superior. Sólo la Secretaría de Educación salió beneficiada con un aumento de 10 mil 315 millones de pesos, al irse de 46 mil 857.6 millones a 57 mil 173.4 millones de pesos, es decir un aumento de 22 por ciento, superior al de otras dependencias.

FOTO: ML/ ESPECIAL

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

Claudia Hidalgo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019