0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Por ley, quienes tienen derecho a vacaciones gozan, en la iniciativa privada de seis días a partir del segundo año de labores y cada año aumentan dos hasta reunir 12 y a partir de entonces, por cada cinco años de trabajo, suman dos de descanso.

En el servicio público se acostumbran dos periodos al año de 15 días cada uno, en diciembre y en Semana Santa.

Los maestros tienen tres temporadas, donde se incluye la Semana Santa, Navidad  y el verano ya que el calendario escolar contempla un promedio de 200 a 220 días de clases, es decir descansan 145 jornadas al año, lo cual sólo es superado por los diputados mexiquenses, quienes tienen 174 días oficiales de receso.

Este tiempo es aprovechado por algunos para hacer gestiones en sus distritos, trabajo político, otros acuden de manera esporádica a la Legislatura y siguen laborando, pero en cualquier momento pueden vacacionar sin que nadie lo note, porque legalmente no dan cuentas a nadie.

Todos los legisladores cuentan con un equipo de asesores y gestores que los apoyan en todas sus labores, de manera que nadie tiene la certeza de cuantos días laboran realmente, sobre todo si pertenecen a comisiones que no sesionan ni tienen temas agendados y sólo acuden a entregar apoyos, o en algunos casos ni a eso.

A los periodos ordinarios en esta ocasión se sumaron tres extraordinarios. En total sesionaron en el pleno en 54 ocasiones, donde no todos acudieron; 47 de los 75 tienen de una a 10 faltas al pleno.

Por ley, los diputados locales tienen tres periodos de sesiones ordinarias cada año: el primero iniciará el 5 de septiembre y concluirá, a más tardar el 18 de diciembre; el segundo, el 1° de marzo y no puede prolongarse más allá del 30 de abril; y el tercero el 20 de julio, sin que pueda extenderse más allá del 15 de agosto.

Los extraordinarios se desarrollaron el 14 de enero con un punto en la orden del día para convocar a elecciones extraordinarias en Chiautla, lo cual se desahogó sin problema alguno en menos de un par de horas. El segundo fue el 12 de febrero con ocho temas y el tercero el 31 de mayo con 25 puntos.

periodosdesesiones
easel.ly

CONGRESOS DESCANSA EN PROMEDIO 129 DÍAS AL AÑO

La mecánica de trabajo de los poderes legislativos no es exclusiva del Estado de México. Es una práctica generalizada y legalizada en todo el país, donde hay Constituciones que abarcan periodos de hasta 365 días como Michoacán y Durango; otros estados tienen periodos indefinidos como Querétaro donde en teoría se sesiona cuantas veces sea necesario, lo cual no los obliga a estar todo el año ni a cumplir un mínimo y tampoco garantiza eficiencia ni eficacia. En el otro extremo está el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, con 155 días en periodo.

La mayoría maneja dos lapsos, pero hay algunos casos con tres como el Estado de México, Baja California, Guerrero, Puebla y Yucatán. Otros solamente uno, como es el caso de Durango. En todos hay coincidencias de fechas, sobre todo a fin de año por las aprobaciones de sus respectivos paquetes fiscales.

Este es el único poder donde las labores son por periodos. Y los únicos funcionarios de representación popular electos para trabajar bajo este sistema.

Aunque el estar presentes todo el año en la Legislatura no garantiza mayor productividad, si permite encontrarlos en un mismo lugar y no habría argumento para postergar el análisis de las incitativas que reciben, ni mucho menos para no hacer propuestas y cumplir sus funciones sustanciales, lo cual no está peleado con mantener contacto con los habitantes de sus distritos.

A continuación se muestran los periodos de trabajo de cada una de las legislaturas locales, de acuerdo a la Constitución y ley orgánica de cada Poder Legislativo estatal:

periodosdesesionesenestados
easel.ly INFOGRAFÍAS: IGNACIO HERNÁNDEZ

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

UN AÑO DE ACUERDOS Y DESENCUENTROS

Siguiente publicación

AMPLÍAN CAUSALES PARA DESTITUIR NOTARIOS