0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: ML

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

En el Estado de México los cambios políticos no ocurren cada 10 años, sino cada tres y desde hace dos décadas y media años la geografía electoral ha cambiado en siete ocasiones, pero fue hasta el 2018 cuando el PRI perdió realmente el control del Poder Legislativo.

Los estudios y los resultados electorales muestran que el voto mexiquense no es fiel a nivel municipal ni distrital. De los 45 distritos locales que conforman la geografía electoral ni uno se ha mantenido intacto, salvo Valle de Bravo que toda la vida ha sido priista.

Esto sin contar que en este 2018 se estrenó una nueva demarcación, donde el distrito de Valle de Bravo amplió sus dominios hasta el sur de la entidad y sumó 12 de los 125 municipios de la entidad.

Hasta 1993 el Partido Revolucionario Institucional seguía ganando los 45 distritos locales. En 1996 empezó a perder. En esa ocasión fueron 15 triunfos para el PAN y PRD, en 1999 subieron a 18, con diversos cambios entre el año 2000 y el 2018.

Desde 1996 los electores han ido de un partido a otro. Del PRI se fueron al PAN, luego al PRD, regresaron al PAN y hoy a Morena. Los partidos del sol azteca y el albiazul habían conformado algunos bastiones que hoy tienen perdidos por el arribo de Morena.

A continuación, se puede observar los cambios entre 1999 y 2019. Entre la era priista y el ascenso de Morena.

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

SALARIOS Y PRESTACIONES POR ARRIBA DEL PRESIDENTE

Siguiente publicación

PORQUÉ SÍ LA GUARDIA NACIONAL