0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

FOTO: LUIS ENRIQUE HERNÁNDEZ

INFOGRAFÍA: IGNACIO HERNÁNDEZ

Aun cuando desde el 2011 la Legislatura creó la Ley de Educación del Estado de México, que tenía como principal objetivo mejorar la calidad educativa, a cinco años de distancia, las disposiciones de esa norma se ven más bien como buenos deseos, difíciles de medir porque nada se estableció a nivel de compromiso, ni de mandato. 

La norma enumera 53 obligaciones de la autoridad. En algunas de ellas se observan sólo buenas intenciones, pendientes y bajo o nulo cumplimiento; en otros casos no hay precisiones ni posibilidades de calificar la efectividad de esta norma, aprobada con bombo y platillo, como la panacea del sistema educativo mexiquense.

En todos los casos las metas y obligaciones para la enseñanza del idioma inglés, hacer obligatoria la educación física, el acceso a internet y establecer escuelas de tiempo completo; e incluso el pago voluntario de cuotas escolares, están sujetas a la disponibilidad financiera.

 

 

Loading...

Loading…

Estos son algunas de las obligaciones pendientes, sin precisión y sin el carácter obligatorio que contempla la ley:

  • Fortalecer la educación pública en el Estado; promover la educación bilingüe y bicultual, generar condiciones para la incorporación de migrantes al sistema educativo.
  • Impartir la educación especial en todos los niveles de educación básica; establecer de forma paulatina y conforme la suficiencia presupuestal, escuelas de tiempo completo, con jornadas de entre 6 y 8 horas diarias para aprovechar el tiempo disponible para el desarrollo académico, deportivo y cultural; establecer y fomentar sistemas de educación a distancia mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación.
  • A partir de la suficiencia presupuestal entregar un estímulo económico a los educandos de instituciones públicas o privadas que padezcan cáncer, diabetes, VIH o discapacidad a largo plazo y que no cuenten con otro tipo de beca escolar o que estudiando en escuelas públicas y privadas hayan resultado ganadores de la olimpiada del conocimiento infantil y conserven promedio  mínimo de 9.
  • Crear un padrón estatal de beneficiarios.
  • Los estudiantes de instituciones públicas que se encuentren en los supuestos anteriores tendrían garantizada su fracción académica, hasta la culminación de los estudios de licenciatura o profesional técnico en escuelas privadas.
  • Proporcionar a los estudiantes de escuelas públicas un seguro contra accidentes.
  • Establecer programas para la activación física diaria durante la jornada escolar.
  • Fomentar la educación ambiental, las bellas artes y el deporte.
  • Formar maestros para la educación indígena, educación especial y educación física.
  • Vigilar que la elaboración de alimentos en escuelas cumpla  los criterios nutrimentales.
  • Revisar, a través de la secretaria de Salud, el tipo y calidad de los alimentos y bebidas que se expenden  en las instituciones de educación pública y particulares incorporadas.

Loading...

Loading…

De acuerdo a los reportes de Cuenta Pública y Presupuestos de Egresos, el gobierno estatal ha mantenido un financiamiento público creciente para este sector. Sin embargo no ha logrado cubrir el déficit de espacios ni mejorar las condiciones en que toman clases alumnos, con techos de cartón, en traspatios, sin servicios públicos.

El Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Especial señala que del nivel preescolar a secundaria y Centros de Atención Múltiple, el 16.4 por ciento de escuelas en la entidad no cuentan con  agua entubada, el 6.32 por ciento están sin energía eléctrica, el 2.8 si un solo baño y el 21.52 por ciento sin drenaje.

A esto se sum que 5.2 por ciento de las escuelas no tiene  pizarrón ni pintarrón; entre 1.5 y 1.6 no tienen escritorio  ni silla para el profesor, el 8.1 de los alumnos no tiene donde sentarse y el 7.6 por ciento no cuenta con una mesa donde apoyarse.

Ese censo marca que 85.6 por ciento de los centros escolares cuentan con equipo de cómputo que sirve, pero sólo 54.4 por ciento cuentan con internet.

En las escuelas no se ha logrado la inclusión de la enseñanza del sistema de escritura braille y lenguaje de señas, así como la producción y distribución de textos gratuitos en sistema de escritura braille, macrotipos y textos audibles que complemente los conocimientos de las niñas, niños y adolescentes con discapacidad, entre otros pendientes que la norma señala a manera de buenos deseos.

¿Hay mejoras en educación?

¿Cuáles siguen siendo los grandes pendientes del sistema educativo?

¿Qué aciertos se deben seguir promoviendo?

¿El avance educativo es responsabilidad del magisterio, los padres o el gobierno?

¿Hacen falta obligaciones por ley y no sólo buenos deseos?

Usted ¿qué opina?

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

LA INACABADA RUTA DE LA LEY ATENCO

Siguiente publicación

79 INICIATIVAS DE LEY EN CUATRO MESES