Paridad de género: una máxima que sigue avanzando

 Paridad de género: una máxima que sigue avanzando

Es una gran visión progresista y protectora de derechos humanos que se trabaje en el dictamen de la reforma en materia de paridad de género en el acceso a los cargos de elección popular que permitirá, en este caso, garantizar la alternancia en la gubernatura del Estado de México.

Aunque se pretende que la esperada reforma se aplique hasta la elección del año de 2029, es un hecho que la paridad de género se sigue potencializando. Recordemos que en el año de 2019 nuestra Carta Magna tuvo importantes reformas que se conocieron como “paridad en todo” o “paridad transversal”, con ello las mujeres tienen la oportunidad de ocupar cargos en órganos de decisión que constituyen la vida política y económica de todo el país, lo que permite que haya la igualdad debida para mujeres y hombres.

Dicha normativa sentó las bases para que se garantice la participación de las mujeres en los cargos de decisión de los tres niveles de gobierno, tanto federal, estatal y municipal, así como en los tres poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), incluidos también los órganos autónomos. Esto permite que haya distribución del poder político entre mujeres y hombres, con representación equilibrada. La paridad de género se ha convertido en un indicador para valorar la calidad democrática de México.

Es de reconocer la gran labor que están realizando los legisladores del Estado de México, porque la reforma que vendrá, será de vital trascendencia, ya que, al estar regulada la alternancia, se evitarán enfrentamientos que pueden tener los partidos políticos en cuanto a postular hombre o mujer, asimismo que, se repitan criterios complejos y coyunturas que no se materializan.

Es importante la alternancia política porque es una posición indispensable para el desarrollo de la democracia, además, da lugar a que ningún género se quede con el intento de participar, precisamente porque la alternabilidad permite la postulación de manera intercalada y continua, generando la vigencia colmada del Estado de derecho.  Asimismo, da oportunidad a los electores de decidir con dinamismo sobre las mejores opciones políticas en las elecciones, porque hay competencia en igual de condiciones, fortaleciendo también a las instituciones.

Sin duda, al haber alternancia política en el Estado de México, éste estará avanzando en el desarrollo y consolidación democrática, en el progreso social entre los grupos que conforman la sociedad; porque al ser el Estado más grande del país en población, ésta se sujeta a un invariable proceso de renovación que refleja cambios y beneficios para los habitantes del mismo, y esto permite que los ciudadanos mexiquenses participen con gran convencimiento en la elección de sus autoridades.

Con lo anterior, se dará oportunidad a la representatividad con las aptitudes requeridas, y la lucha de hombres y mujeres será un verdadero logro que se verá reflejado en la participación equitativa.  Sobre todo, las mujeres podrán demostrar con hechos su preparación y capacidad necesaria para participar en todos los ámbitos y tomar decisiones públicas que resuelvan las situaciones que se presenten, garantizando así el principio constitucional de paridad, lo que permite que haya una democracia plural, igualitaria e incluyente que nos da bienestar a todas y a todos.

 

Dra María Guadalupe González Jordan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related post

error: Marcaje Legislativo - Derechos Reservados 2019