0
COMPARTIDOS
Pinterest Google+

Para fortalecer a la democracia mexicana se requiere de la participación de toda la ciudadanía, por esta razón, el Instituto Nacional Electoral (INE) y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) han establecido como agenda común el impulso de la educación cívica, cuya finalidad es propiciar que las y los ciudadanos adquieran valores éticos y democráticos que les permitan ejercer de manera plena sus derechos político-electorales, así como lograr que la sociedad intervenga en los asuntos de interés público.

En esa perspectiva, la Red Nacional de Educación Cívica (Red Cívica Mx) aprobó que el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato llevara a cabo el “Octavo Encuentro Nacional de Educación Cívica”, mismo que se realizó con la asistencia de Consejeras y Consejeros de los OPLE de 30 entidades federativas. El objetivo de dicho foro fue que, las y los ponentes reflexionaran sobre la contribución de la educación cívica en la edificación de la ciudadanía dentro del sistema democrático mexicano.

En esta tesitura, las y los expositores manifestaron que la sociedad mexicana atraviesa por problemáticas como: la desafección partidaria; la desconfianza en las autoridades electorales; la desvinculación de la sociedad respecto de las organizaciones o asociaciones; lo que ha impedido la consolidación de proyectos comunitarios que mejoren el entorno cultural, económico, político y social.

Lo anterior, se ha generado por la eventual ausencia de valores en la sociedad como: la honradez, solidaridad, responsabilidad, respeto, entre otros. Entonces, para contrarrestar los problemas sociales y democráticos señalados, ha sido necesario implementar acciones contundentes que ayuden a formar ciudadanos que dialoguen con las autoridades gubernamentales y reflexionen sobre el impacto de las políticas públicas efectuadas en los ámbitos nacional, estatal y municipal.

En el marco de estas acciones, los organismos administrativos electorales (tanto nacional, como estatales) se han coordinado y han sumado esfuerzos para fomentar la educación cívica, principalmente, entre la niñez y la juventud, ya que, a partir de ellos, se podrá inculcar en los futuros ciudadanos los valores democráticos.

En este contexto, el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) ha sido un elemento importante para involucrar a las nuevas generaciones en el desarrollo y ejecución de los programas de educación cívica. Por ejemplo, las redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter) han favorecido los canales de comunicación entre las autoridades electorales y la sociedad. Estos mecanismos de interacción generan que la ciudadanía opine y debata sobre las problemáticas que aquejan a la sociedad y, a partir de ello, buscar soluciones que mejoren el entorno social de la comunidad.

Debe destacarse que, las entidades que tuvieron elecciones este año como: Puebla, Aguascalientes, Baja California, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo; utilizaron el sitio web “Voto Informado” para divulgar las actividades más significativas de los procesos electorales locales. Esta plataforma tuvo como fin crear un espacio de comunicación entre la sociedad y las instituciones electorales, así como facilitar la promoción de los valores democráticos y, con ello, consolidar una comunidad política debidamente informada, más activa y pluralista.

Por otro lado, en el foro referido se analizó la importancia de la democracia incluyente, es decir, las mujeres y hombres que integran las comunidades o pueblos indígenas tienen el derecho de participar efectivamente en la toma de decisiones del ámbito público y, además, pueden ocupar cargos de elección popular.

Derivado de lo anterior, es indispensable que a través de programas de educación cívica se logre la erradicación de la discriminación de la que ha sido víctima este sector de la población, así como propiciar que se respeten los sistemas de usos y costumbres que rigen la vida interna de dichas comunidades.

Finalmente, las y los ponentes manifestaron que la educación cívica es una herramienta que tienen los organismos electorales para impulsar la consolidación de la democracia, ya que, si se forman niñas, niños y jóvenes con valores democráticos y éticos, serán ciudadanos comprometidos y participativos en la toma de decisiones púbicas.

*Consejera del Instituto Electoral del Estado de México

 

 

 

Sin Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación previa

¿GENEROSIDAD O ESTRATEGIA?

Siguiente publicación

PRI PRESENTÓ 35 PROPUESTAS LEGISLATIVAS